Imagen de las recientes movilizaciones de ganaderos en Francia
Imagen de las recientes movilizaciones de ganaderos en Francia - AFP

España consulta a Competencia si se puede fijar un precio mínimo para la leche

Agricultura se reunió ayer con productores y distribución para diseñar una estrategia conjunta que frene la caída de precios

Actualizado:

El acuerdo alcanzado por la industria láctea en Francia por el que se fija un precio mínimo medio de 0,34 euros el litro en origen a partir de diciembre es mirado con envidia por parte de los ganaderos españoles. El secretario general de Agricultura, Carlos Cabanas, se reunió ayer con productores y el sector de la distribución para analizar la caída de los precios en nuestro país y sus posibles soluciones. La decisión final fue que el Ejecutivo consultará a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) se se podría establecer un acuerdo similar al galo en suelo español.

También se anunció que se pedirá un informe en los mismos términos a la Comisión Europea ya que, en principio, los acuerdos para fijación de precios no están permitidos en el viejo continente y, es más, cuando se descubren, sus protagonistas reciben severas multas.

Otra de las novedades de la reunión de ayer es que se incorporó el sector de la distribución, que se comprometió a no "banalizar la leche" ya que todo el mundo tiene en la memoria los años en que este producto se compraba por debajo de coste y era la distribución la que asumía la diferencia al tratarse de un producto reclamo, o lo que es lo mismo, si se pone un precio muy bajo para la leche que atraiga a los consumidores luego éstos, una vez que están en la tienda, es muy probable que hagan otras compras.

Todas las organizaciones de agricultores y ganaderos presentes en la reunión (Asaja, Coag y UPA) hicieron una petición expresa para que la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) vigile y en su caso sanciones a las industrias que impongan precios anormalmente bajos a los ganaderos, realizando un seguimiento exhaustivo del destino de la leche que se compra a bajo precio con la excusa de que se convertirá en polvo.

Todas las partes acordaron volver a reunirse el próximo día 18 de agosto.