Algunos de los consejeros con tarjetas opacas de Caja Madrid - efe
escándalo en caja madrid

Rato retiró en efectivo 17.300 euros semanas antes de su destitución en Bankia

El expresidente de la entidad gastó en cuatro días más de 2.100 euros en pubs, bares y discotecas, 2.439 euros en arte sacro y 631,87 euros en instrumentos musicales

Actualizado:

Los cargos a las tarjetas opacas dejan claro que el dinero se destinó a gastos personales sin relación con el día a día laboral. Uno de los desembolsos más llamativos es que llevó a cabo el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, quien se anotó 3.547 euros en bebidas alcohólicas en solo un día, tal y como se desprende del documento al que ha tenido acceso ABC con los movimientos de las tarjetas opacas de Caja Madrid y Bankia.

En el caso de Rato también destacan desembolsos de 2.439 euros en una tienda de arte sacro llamada Santarrufina, 1.000 euros en un hotel balneario de lujo y miles de euros en viajes en avión y 680 euros en tiendas Loewe. Incluso llegó a utilizar la tarjeta de empresa en «B» para abonar 1,60 euros relativos al peaje de una autopista.

Rato realizó un total de 272 movimientos con su tarjeta hasta llegar a los 54.837 euros cargados a Bankia. Además, sumó 44.200 euros en gastos en Caja Madrid.

En los extractos bancarios también se refleja también que desembolsó en «clubs, salas, fiestas, pubs, discotecas y bares» 2.172,21 euros entre el 23 y el 27 de febrero de 2011, fecha en que se anunció el nombre de la nueva entidad y se produjo el nombramiento del medio centenar de directivos que compusieron la Dirección General de Negocio. También figuran varios pagos de instrumentos musicales por 631,87 euros, restaurantes (6722,8 euros) y retirada de efectivo por 17.300 euros, en 18 ocasiones, entre el 22 de febrero de 2012 y el 5 de mayo de ese año, apenas dos días antes de que se produjera su relevo al frente de Bankia, informa L. M. Ontoso.

Por su parte, el ideólogo de las tarjetas opacas, el ex director general de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, gastó hasta 3.356 euros en un supermercados de grandes almacenes. También cargó en un solo apunte 2.395 euros en la joyería Tiffany & Co de Madrid, entre otros múltiples movimientos de tarjetas.También destaca el pago de 16.921 euros por un viaje en 2009.

El que fuera expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa cargó miles de euros en restaurantes de lujo como Zalacain, Horcher, El Frontón, Jockey o Bice, 13. 148 euros y 12.597 euros en dos viajes a través de la agencia de El Corte Inglés, 9.000 euros en el Hotel Ritz de Madrid, 2.524 en la compra de un día en la tienda de vinos Lavinia (a la que solía cargar gastos con frecuencia), hasta 4.000 euros en la reparación del coche, 2.350 euros en Joyerías Suárez y 1.020 euros en Louis Vuitton, entre otros.

En cuanto al que fuera consejero en Caja Madrid en representación de Izquierda Unida, José Antonio Moral Santín, del extracto de sus tarjetas opacas se desprenden gastos de cientos de euros en restaurantes, miles de euros en facturación de tarjetas de crédito sin que se detalle el destino del dinero y disposición de efectivo de 300 hasta 600 euros de forma periódica. Llegó a retirar hasta 360.000 euros en total.

Resultan también llamativos los movimientos de la ya expresidenta de la Fundación Caja Madrid Carmen Cafranga. Cargó a las tarjetas opacas un viaje por 5.500 euros, más de 15.000 euros en la Berlín Boutique en varias ocasiones, 997 euros en flores y plantas de una sola vez e incluso cargos de menor cuantía en peajes de autopistas.

El juez Andreu está investigando a 83 consejeros y directivos de Caja Madrid por cargar en sus tarjetas de empresa gastos privados por un valor de 15,5 millones de euros. Los implicados han alegado que desde la cúpula de la entidad les informaban de que todo era legal y de que Caja Madrid ya se encargaba de declarar los pagos a Hacienda.