El 20% de los españoles con mayores rentas acapara el 44% de los ingresos
Fundación benéfica para la asistencia de parados en Andalucía - FELIPE GUZMAN

El 20% de los españoles con mayores rentas acapara el 44% de los ingresos

Desde 2007, el número de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza ha crecido un 28%, hasta los 9,3 millones

l. m. O.
Actualizado:

En su informe «La desigualdad en crisis: hombre rico, hombre pobre», que han presentado su XIII Congreso Anual celebrado en Granada, el sindicato de técnicos de Hacienda ( Gestha) advierte de «la existencia de un alto nivel de desigualdad social y económica» en España. En concreto, según los cálculos de esta organización, el 20% de los contribuyentes «más ricos» concentra el 44% de los ingresos declarados en 2012. En el polo opuesto se encuentra el 20% de los «declarantes más pobres», que tan sólo representan un 6,6% de los ingresos totales.

Desde el estallido de la crisis, a finales de 2007, no sólo ha aumentado la desigualdad, sino que, además, se ha producido un repunte «espectacular» del número de personas que «viven por debajo del umbral de la pobreza», a juicio de los técnicos. Gestha especifica que en los últimos cinco años «algo más de dos millones de personas han pasado a vivir por debajo de este umbral», hasta alcanzar los 9,3 millones de ciudadanos, un 28,8% más que durante aquel año. El estudio recoge sustanciales diferencias entre comunidades autónomas, «siendo Navarra, Madrid y Cataluña aquellas donde más avanzó la desigualdad».

La comunidad autónoma catalana y Andalucía se sitúan como las regiones donde más ha aumentado la pobreza -por cifra total de personas-, hasta los 415.855 y 413.862 ciudadanos, respectivamente, seguidas por la Comunidad de Valencia (333.400 personas), Madrid (294.714) y Castilla-La Mancha (225.045). Por el contrario, Extremadura y Castilla y León han visto reducida esta cuantía, donde el número ha bajado en 29.365 y 75.696 personas.

Para ofrecer una radiografía sobre la desigualdad Gestha también utiliza el índice de Gini, que determina si la riqueza está bien repartida o no estableciendo una escala de 0, el más equitativo, a 1, el más desigual. En este sentido, «Madrid y Cataluña presentan mayores brechas de desigualdad al concentrar el mayor número de grandes fortunas».

Asimismo, los técnicos subrayan que esta diferencia se ha ampliado en los últimos años como consecuencia de la crisis: en 2007 el índice de Gini se elevaba al 0,28, aumentando un 10,8% hasta 2012. Las principales ciudades españolas ocupan los primeros puestos. En Madrid, actualmente, supone un 0,43. Inmediatamente después se encuentra Cataluña, con un 0,34. La media española se halla en el 0,32. En contraste, la desigualdad se redujo o se mantuvo estable en Castilla y León (-16,4%), Extremadura (-8%) y Galicia (+1%). Según Gestha, «esto se debe a que son autonomías en las que la densidad de grandes patrimonios es mucho menor, lo cual no crea una situación de disparidad con el resto de los asalariados, que ganan rentas mucho más modestas».