YPF afirma que las negociaciones para indemnizar a Repsol están paralizadas
Miguel Galuccio, presidente de YPF - AFP

YPF afirma que las negociaciones para indemnizar a Repsol están paralizadas

El presidente de la petrolera argentina asegura que Pemex y La Caixa han estado «muy proactivos» en buscar una negociación

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un año y medio después de que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner expropiara a la empresa española Repsol su filial argentina, YPF, las negociaciones para que haya un acuerdo están paralizadas. Así lo ha afirmado el presidente de la compañía argentina, Miguel Galuccio, en un encuentro con periodistas españoles. Ahora, «no se está negociando». El presidente sí expresó, en cambio, que siente buena voluntad para resolver la situación en los Gobiernos de ambos países.

La última oferta que planteó Ypf estaba lejísimos de la propuesta que Repsol considera razonable: una indemnización de 10.500 millones de dólares o8.000 millones de euros. Esta proposición, valorada por YPF en conjunto en unos 5.000 millones de dólares, daba entrada a Repsol en el yacimiento de Vaca Muerta con una participación de un 47% en un determinado proyecto, además de bonos de la empresa. La propuesta fue rechazada por unanimidad en el consejo de administración del 26 de junio. Repsol, como ha insistido Brufau, está dispuesta a negociar pero con una compensación coherente a los activos expropiados.

El nuevo presidente de YPF insistió en afirmar que el litigio es entre el Gobierno argentino y Repsol y que él está centrado en mejorar la producción de hidrocarburos. También reconoció que Emilio Lozoya, presidente de Pemex (que tiene un 9,4% de Repsol), e Isidro Fainé, presidente de La Caixa (con una participación en la petrolera española del 12%), «han estado muy proactivos en buscar una negociación».

El director financiero de la compañía, Daniel González, presumió de la gestión de los nuevos gestores. Afirmó que YPF ha llevado a cabo «un importante aumento de la actividad» al duplicar las inversiones. Según González, la compañía invirtió 2.200 millones de dólares, en 2010; 3.100 millones, en 2011; 3.600 millones, en 2012; y estima una inversión de 5.000 millones de dólares para el cierre de 2013.

En lo que va de año, también según la empresa argentina, esta producción ha aumentado un 0,5% en petróleo y ha caído un 2% en gas. Los resultados económicos reflejan otro curso: en el primer semestre de 2013, el beneficio neto de la empresa cayó un 16%. En el conjunto de 2012, había caído también un 12%.

Justificación de la expropiación

Para justificar la expropiación, Galuccio volvió a criticar la gestión que realizó el antiguo consejo de administración, con Brufau a la cabeza. El presidente se preguntó si hoy habría 60 equipos perforando pozos en Vaca Muerta, la gran esperanza para resolver el déficit energético de Argentina, si Repsol continuará al mando. En su opinión, Repsol cometió el error de «desacoplarse de los intereses del país».

En esa línea, el nuevo presidente también expresó que habría «marco legal» para tomar acciones contra Repsol si la compañía española hace «daño efectivo» a YPF con sus decisiones. Un anuncio que se refería a las medidas tomadas por Repsol, que mantiene una participación del 12% en la empresa argentina, para evitar que otras grandes petroleras se asocien con YPF para explorar y explotar el gran yacimiento.

Según explicó el director financiero de YPF, la compañía argentina ha firmado un acuerdo con la norteamericana Chevron para explorar los recursos de Lomo Campaña, una extensión de 395 kilómetros cuadrados, tan solo el 3,3% de la superficie total del famoso yacimiento. Todo comenzará con un proyecto piloto de 130 pozos, por el que Chevron invertirá 1.240 millones de dólares. Esa exploración, si tiene éxito, continuará con 1.500 pozos más con una inversión de 15.000 millones de dólares, en la que participarán ambas empresas al 50%.

El otro acuerdo hasta la fecha es más modesto: la empresa estadounidense Dow invertirá 120 millones de dólares para abrir 16 pozos en El Orejano. Para el resto del yacimiento de Vaca Muerta, del que YPF tiene los derechos sobre 12.000 kilómetros cuadrados, no hay planes a corto plazo.

En relación con la expropiación, el proceso sigue su curso en Argentina, donde un tribunal de tasación dependiente del Gobierno tiene que cifrar una indemnización antes de abril de 2014. Los representantes de YPF afirmaron que ellos esperan que esta cantidad sea concretada antes de que acabe este año. Por otro lado, la reclamación de Repsol está en marcha en el Ciadi, el tribunal de arbitraje asociado al Banco Mundial para arreglar controversias internacionales sobre inversiones.