Convertir las facturas en billetes de Lotería, ¿la clave para acabar con el fraude fiscal?

Eslovaquia celebrará a partir del 30 de septiembre un sorteo quincenal en el que los ciudadanos participarán mediante la validación de sus recibos y facturas

Actualizado:

El fraude fiscal es una lacra que asola Europa y agrava sus problemas en una época de profunda crisis económica. En mayo, los líderes de la Unión Europea ya pactaron un ambicioso paquete de medidas con el fin de hacer aflorar el dinero oculto, que incluye el intercambio automático de información contable (es decir, el fin del secreto bancario antes de fin de año) y la puesta en marcha de una directiva para combatir posibles irregularidades contables de las empresas antes de 2014.

A estas iniciativas se unen las medidas concretas tomadas por varios países europeos. La semana pasada Italia aprobaba un «gastómetro», un sistema informático que, cruzando información de 128 entidades financieras, permitirá detectar desviaciones superiores al 20% entre los ingresos declarados y los gastos de los contribuyentes. La última vuelta de tuerca la ha dado Eslovaquia: según anunció ayer su Ministerio de Finanzas, el país centroeuropeo celebrará a partir del próximo 30 de septiembre un sorteo especial de lotería con periodicidad quincenal en el que los ciudadanos podrán participar mediante la validación de sus recibos y facturas por importes superiores a un euro y cuyos premios ocilarán entre los 1.000 y los 10.000 euros con el fin de combatir el fraude fiscal, según ha anunciado el Ministerio de Finanzas eslovaco.

«No punitivo»

Según fuentes ministeriales, el objetivo que se persigue es que la recompensa sea siempre mayor al importe del tiquet, para así incentivar a los clientes a que exijan la factura. Los ciudadanos podrán tomar parte en los sorteos que se celebrarán cada dos semanas mediante la conversión sin coste adicional de sus facturas y recibos en billetes para el sorteo, bien en los mismos establecimientos minoristas o bien en los despachos de loterías, a través de Internet o aplicaciones para tablets y móviles.

El primer premio del sorteo será de 10.000 euros«Queremos motivar a la gente a que verifiquen y exijan sus facturas en todas las compras que realicen», subrayó el ministro de Finanzas eslovaco, Peter Kazimír. «Pedir y entregar facturas debería ser una práctica habitual de los empresarios», añadió. Según la documentación proporcionada por su ministerio, el primer premio del sorteo será de 10.000 euros, además de otros nueve premios en metálico que oscilarán entre los 1.000 y los 9.000 euros.

Medidas como la eslovaca resultan novedosas en Europa, donde sólo Malta ha llevado a cabo sorteos similares. Sin embargo, son mucho más populares en Asia, donde la lotería fiscal taiwanesa, que comenzó su andadura en 1951, logró mejorar un 75% la recaudación en su primer año de funcionamiento. También existe desde hace más de tres años un método similar en China, consistente en que los tiquets de los restaurantes incorporan un apartado «Rasca y Gana», ofreciendo premios a los clientes que oscilan entre los 12 y los 600 euros. A cambio de unos 30 millones en premios, el Gobierno ha incrementado su recaudación en cerca de 900 millones de yuanes.

Según cálculos del Consejo Económico y Social (CES) recogidos en el último «Informe sobre la distribución de la renta en España», el fraude alcanzó en 2012 el 6% del PIB de nuestro país.