El primer ministro británico, David Cameron dice que no le «da la espalda a Europa» con la consulta
El primer ministro británico, David Cameron - efe
foro de davos

El primer ministro británico, David Cameron dice que no le «da la espalda a Europa» con la consulta

La propuesta supone según el primer ministro británicos es «sentar las bases para una Europa más flexible y más competitiva»

efe/ABC.es
Actualizado:

El Foro económico de Davod se ha inaugurado hoy con la intervención más polémica. El primer ministro británico, David Cameron ha defendido una baja imposición fiscal, una defensa del tejido empresarial y la lucha contra la pobreza. Cameron se ha referido a estas cuestiones un día después de la consulta de la permanencia británica en la Unión Europea, de la que ha dicho que no supone «dar la espalda a Europa».

El primer ministro británico cree esta consulta que llevará a cabo si gana las elecciones en 2015, se trata simplemente de sentar las bases para que sea «más flexible y más competitiva» en el mundo.

El problema del sur de Europa

El Foro Económico Mundial advirtió hoy de que existe una falta de competitividad en el sur y el este de Europa, que divide a estos países de sus vecinos del norte y es la causa del estancamiento de sus economías, de la caída del crecimiento y del incremento del desempleo. Luis de Guindos, ministro de Economía, está allí para representar a España.

En un informe presentado hoy en Davos, el Foro Económico Mundial considera que son necesarias más reformas para incrementarla, sobre todo en las áreas de innovación, empresariado, movilización de talentos y mejora de la eficiencia del mercado.

Identifica cinco elementos que pueden ayudar a Europa a restaurar su competitividad sin perder valores importantes y la inclusión social. Asimismo esta falta de competitividad en los países del sur y el este de Europa también es la raíz de la inestabilidad fiscal en la región.

El informe, titulado «Re-Building Europe's Competitiveness» (Reconstruir la competitividad de Europa), identifica tres áreas principales donde el déficit de competitividad es más pronunciado: la innovación y el empresariado, la movilización de talento y la eficiencia del mercado de producto y servicio.

Asimismo concluye que es bienvenido «el rápido ritmo de reforma en el que se han embarcado algunas naciones europeas para impulsar la flexibilidad del mercado laboral, mejorar la competencia en producto y servicios y aumentar la innovación y el empresariado».

Pero, al mismo tiempo, considera que requiere más acción si se quiere que «Europa vuelva a un ritmo de prosperidad sostenida».

Para ayudar a Europa a lograr este objetivo, el informe presenta y discute una serie de prácticas de competitividad que algunos países europeos han adoptado con éxito en el pasado.

El informe, que ha sido realizado en colaboración con la consultora Roland Berger Strategy Consultants, recomienda al aplicar las reformas: una fuerte colaboración entre accionistas, consistencia política, liderazgo político, sensación de urgencia y un claro y fuerte plan de comunicación.

Davos, una ciudad en el este de Suiza de 12.000 habitantes, reúne anualmente desde 1971 a los líderes económicos, financieros, empresariales y políticos para debatir las principales amenazas globales.