Real Madrid

Brahim quiere venir en enero

Pere Guardiola busca el traspaso en Manchester y el City estudia la operación, que podría cerrarse en 10 millones de euros

Actualizado:

El Club Deportivo Tiro Pichón es su origen. Brahim Díaz comenzó a jugar a los seis años en el C.D. Tiro Pichón y a los siete fue fichado por el Málaga. Otros clubes se interesaron por el chaval. El Barcelona fue a por él, pero no pagó el dinero que le pedían y el Manchester City le contrató el 1 de diciembre de 2013.

Su forma de jugar de jugar es de un talento en ciernes. Es un media punta técnico, rápido, con buen regate, que desequilibra y que posee la virtud de jugar bien con las dos piernas, cosas rara en la mayoría de los futbolistas. El malacitano concentra las miradas del madridismo. A sus 19 años, pretende ser el primer fichaje del Real Madrid en 2019.

Brahim es un media punta técnico, desequilibrante, rápido, de buen regate, que posee la virtud de jugar bien con ambas piernas, no es el clásico cojo

El media punta andaluz quiere firmar por el club blanco en el inminente mercado de invierno y cerrar por fin una etapa decepcionante en el Manchester City, que no le concede oportunidades de rendir al máximo nivel. Solo ha disputado tres partidos esta temporada y nunca los vivió completos. Disfrutó quince minutos ante el Chelsea en la Comunity Shield e intervino en los dos enfrentamientos de la Copa de la Liga, en los que marcó dos goles al Fulham. La Premier no ha existido a lo largo de esta campaña para el español. En tres años suma trece encuentros con el City. No puede continuar así. Le ha pedido al Real Madrid que le fiche ya.

El Barcelona ha hecho un último intento por ficharle. Ya lo hizo hace seis años, pero el City se lo llevó en diciembre de 2013

Este es un conflicto futbolístico entre hermanos que ha tenido también desencuentros personales, porque la situación es dura para el media punta. Pep Guardiola no le da juego en el City y el apoderado del malagueño, Pere Guardiola, ha viajado a Manchester para negociar con el club inglés su traspaso el próximo mes, sin esperar al 1 de julio, fecha en la que Brahim queda libre.

El Barcelona de nuevo

Pere Guardiola rechazó hace dos semanas la penúltima propuesta de renovación del Manchester City y en los últimos días desestimó la última intentona del Barcelona de fichar a la joven promesa. El club azulgrana ya quiso contratarle hace cinco años, cuando tenía catorce, pero los dirigentes de la entidad catalana no quisieron abonar al Málaga los 300.000 euros de traspaso más 4,5 millones en variables que sí pagó el Manchester City el 1 de diciembre de 2013.

Pep Guardiola y el equipo británico saben que Brahim tiene decidido marcharse al Real Madrid y estudian la posibilidad de admitir el traspaso dentro de un mes, con el fin conseguir algún dinero. El Real Madrid está dispuesto a realizar esa transferencia sin esperar a que llegue gratis en julio, para firmar un acuerdo con Mansour bin Zayed Al-Nahyan, máximo accionista del City, que evite la crudeza de llevarse un futbolista sin aportar un euro para su actual propietario. El club blanco ya pagó 25 millones por Kroos en 2014 cuando le restaba una campaña de contrato con el Bayern de Múnich. Ahora está dispuesto a abonar 10 millones de euros, más del doble del dinero que el conjunto inglés satisfizo hace un lustro.

El Real Madrid aprueba esta posible operación inmediata con el fin de eludir a partir de enero nuevas ofertas por el jugador que provoquen una presión añadida sobre el muchacho. No quiere que el futuro de Brahim se convierta en una subasta generada por el Manchester City.

Ganarse un sitio ya

Brahim anhela ser presentado como nuevo futbolista del Real Madrid en el ecuador del mes de enero. Sabe que hay un dorsal libre para él en la plantilla, el 21, que portaron Borja Mayoral y Álvaro Morata. Sueña con ganarse la confianza de Solari y rendir desde el principio. El maratón de partidos de Liga y Copa en enero le permitirán tener más minutos en un mes que en toda la campaña con Pep Guardiola. El andaluz asume que tendrá que demostrar su valía para continuar la siguiente temporada en el Real Madrid.

El fichaje cumple la filosofía del equipo español de adquirir jugadores jóvenes y de talento para formarlos en la casa y transformarlos en las siguientes figuras.

No sabemos si Exequiel Palacios le robará al malagueño el primer puesto en la lista de adquisiciones del nuevo año. El centrocampista de River, 20 años, espera medirse a su futura «institución», como dice él, en la final del Mundial de Clubes, el día 23, para rubricar poco tiempo después su traspaso. El precio rondará los 20 millones. Brahim puede adelantarse porque el argentino llegará en todo caso al plantel madridista el 1 de julio.

Ese día vendrá también Rodrygo Goes, que actualmente permanece cedido en el Santos. Hay un cuarto hombre que anhela regresar «a casa»: James. Tiene contrato con el equipo blanco hasta el 30 de junio de 2021 y espera que el Bayern no compre sus derechos en verano para cumplir su deseo. James querría venirse en enero, pero los alemanes le niegan esa posibilidad.