Xavi Hernández
Xavi Hernández - EFE
Barcelona

Xavi, contundente: «Yo no recuperaría a los jugadores que se van»

El exjugador del Barça reconoce que su objetivo es ser entrenador del club azulgrana en el futuro

Actualizado:

Xavi Hernández, exjugador del Fútbol Club Barcelona, ha repasado la actualidad del club azulgrana en una entrevista con el diario deportivo catalán Sport, en la que ha dejado clara su intención de ser entrenador en el futuro y su posición respecto a que el club recupere a jugadores de la cantera que dejaron el equipo.

«Mi objetivo es ser entrenador y en un futuro volver a Barcelona. Volver como entrenador. No me escondo», asegura el que fuera cerebro azulgrana. «Ya sabemos que hay que estar muy preparado para entrenar aquí, además el entorno es muy bestia, todo es muy complicado, casi inhumano. Ni ganando el entorno está tranquilo porque entonces se queja de que no se juega bien», explica. Y añade que «por eso es más difícil entrenar el Barcelona que el Real Madrid, porque aquí no solo vale ganar».

Preguntado por el caso Bellerin, canterano azulgrana que juega en el Arsenal y por el que está interesado el Barça, Xavi desvela su idea sobre los futbolistas del filial que salen del club: «Le he visto jugar poco, pero le diré una cosa, a mí se me hace difícil fichar a un jugador que ya habíamos tenido. Te puede salir bien mal o regular. Pero yo sería partidario que jugadores que se van no recuperarlos. Con 16 o 17 años para qué se van. Yo lo veo alucinante. No lo entiendo».

El exazulgrana se refiere a las salidas recientes de Mboula y Eric García: «La verdad es que me sorprende mucho lo que han hecho. Yo no los recuperaría en un futuro. Tendría esta filosofía. Has estado aquí, te has querido marchar, pues ya no vuelves». «Yo entiendo que si te quieres ir es por algo. Como Toral, se fue porque su madre era inglesa. Perfecto. Pero es lo que hay, ya se te ha pasado el tren», agrega.

Para Xavi, «un jugador en proceso formativo no se puede ir. Yo con 16 años no me quería ir del Barça, mi sensación es que estaba en lo máximo. Si me hubiera venido United o Chelsea hubiera dicho que no». «Nunca ha sido fácil jugar en el primer equipo. A mí también me costó mucho llegar y afianzarme. Ahora hay gente como Aleñá, Marlon o Cucurella que apuntan cosas. Es difícil ser un jugador de nivel a los 19 años», zanja el asunto.