Vinnie Jones, el futbolista más despiadado de la historia
FÚTBOL

Vinnie Jones, el futbolista más despiadado de la historia

El exjugador del Wimbledon es famoso por su violencia tanto dentro como fuera de los terrenos de juego

BITÁCORAS.com
Actualizado:

El fútbol británico es famoso por los “hooligans”, esos seguidores fanáticos y violentos que suelen causar problemas en las ciudades que visitan sus equipos. Sin embargo, hay ocasiones en las que el hooligan más violento se encuentra dentro del terreno de juego. Era el caso de Vinnnie Jones.

Según cuenta el blog del magazine “Jot Down”, Jones es el tipo más despiadado, salvaje y violento que ha pisado jamás un campo de fútbol profesional, de forma que llegó a ser apodado “psyco” (“psicópata”) por algunos de sus amigos. Escupir, soltar los codos, machacar rodillas, dar cabezazos o aplicar algún golpe de kárate eran algunas de sus “técnicas” más habituales.

Nacido en 1965 en una familia de clase obrera, su sueño siempre fue convertirse en jugador profesional de fútbol, cosa que consiguió en 1986, tras fichar por un Wimbledon recién ascendido a la Primera División inglesa. Jugando para los desaparecidos “dons”. Jones pronto empezó a labrarse una fama de violento que él mismo alimentaba con polémicas declaraciones.

Entre sus fechorías destacan una terrorífica entrada que obligó a Gary Stevens a retirarse del fútbol o el violento marcaje al que sometió al jugador del Newcastle Paul Gascoigne a quien derribó 14 veces, escupió en la cara, amenazó de muerte y agarró de los testículos como si pretendiera arrancárselos; como muestra de aquel lance, pueden ver la que se ha convertido en una de sus fotografías más famosas.

Con estos antecedentes no es de extrañar que Jones acumulara uno de los historiales más terroríficos de la Premier League, con más de 40 sanciones, 12 expulsiones y la tarjeta roja más rápida de la historia, mostrada tan solo tres segundos después del comienzo del partido.

Liderado por Jones, el Wimbledon empezó a cosechar triunfos a base de juego sucio, patadas y un fútbol tan feo como efectivo. Durante tres años el equipo, que fue apodado “The Crazy Gang” (“La pandilla de los locos”), se situó en los primeros puestos de la competición. Leeds United, Sheffield United y Chelsea fueron otros de los conjuntos en los que Vinnie Jones hizo de las suyas.

Lejos de ser un “pedazo de pan” fuera de los campos, la violencia también ha caracterizado la vida de Vinnie Jones. En 1992 protagonizó un vídeo en el que explicaba, con todo lujo de detalles sus particulares técnicas intimidatorias, ilustrándolas con un amplio surtido de duras entradas e imágenes violentas.

A punto de retirarse de los terrenos de juego, Vinnie Jones conoció al director de cine Guy Ritchie, quien le propuso protagonizar la película “Lock and Stock”, en la que dio vida a un matón a sueldo. Desde entonces, ha aparecido en medio centenar de títulos. Actuaciones junto a John Travolta, Halle Berry o Nicolas Cage le han convertido en un una estrella del cine de acción y no se ha librado de cumplir varias condenas por pelearse en un bar, asaltar a un vecino o amenazar de muerte a la tripulación de un vuelo.

Pese a que Jones se define a sí mismo como “la persona más agradable que conoce”, en la puerta de su casa un letrero avisa: “No tengas cuidado con el perro, pero sí con el dueño”. A juzgar por sus antecedentes, lo mejor es tomarlo completamente en serio.