Fútbol

Usain Bolt no logra un contrato para jugar la liga australiana

El recordman mundial de 100 y 200 no ha llegado a un acuerdo para firmar como profesional con el Central Coast Mariners

Actualizado:

El exatleta jamaicano Usain Bolt no ha llegado a un acuerdo con el Central Coast Mariners para firmar un contrato profesional y abandonará el club después de dar por concluido su «rápido» periodo de prueba en el fútbol australiano, aunque aún así se ha mostrado agradecido por hacerle «sentir tan bienvenido» y ha deseado «éxito» al conjunto de la A-League.

«Me gustaría agradecer a los propietarios, la administración, el personal, los jugadores y los aficionados de los Central Coast Mariners por hacerme sentir tan bienvenido durante el tiempo que he estado aquí. Deseo que el club tenga éxito en la próxima temporada», confesó Usain Bolt en un comunicado compartido con los dirigentes del club australiano.

La llegada de Bolt a la A-League atrajo a miles de aficionados durante la pretemporada, algo novedoso en el club. Además, permitió que el Central Coast Mariners apareciera en los medios de comunicación de todo el mundo, por lo que fue todo un impulso para la región australiana.

Sin embargo, no fue suficiente para que el club entrenado por Mike Mulvey le hiciera un contrato antes de que comenzara la temporada. Su esfuerzo en entrenamientos y partidos amistosos en los últimos dos meses no han eliminado las dudas sobre las capacidades del ocho veces medallista olímpico para ser futbolista profesional.

El propietario del equipo, Mike Charlesworth, manifestó que en el club estaban «emocionados» por haber trabajado con el ocho veces campeón olímpico. «A pesar de no llegar a un acuerdo que continuaría con el viaje de Usain Bolt en los Mariners, estamos encantados de que el campeón olímpico, velocista y poseedor de records mundiales haya formado parte de nuestro club durante las últimas ocho semanas», señaló en un comunicado conjunto con Bolt.

El exatleta jamaicano había llegado a acuerdos comerciales con varios socios e inversores externos al club, pero eso no ha impedido llegar a «la conclusión amistosa» de no firmar un contrato profesional.

El CEO de los Mariners, Shaun Mielekamp, no quiso aclarar si la marcha de Bolt era una cuestión de condiciones económicas y financieras o de su calidad como futbolista. «Es más un problema de tiempo en toda justicia», afirmó el viernes, hablando de Bolt como un aprendiz «rápido».

«Supongo que hay un aire de pesar por esta gran oportunidad que no pudo hacerse realidad. Fue un momento loco que todos tuvieron oportunidad de disfrutar. Tener a nuestro club en el escenario mundial y en los medios mundiales fue algo por lo que siempre estaremos agradecidos», finalizó.