Yerry Mina durante un entrenamiento de la selección colombiana
Yerry Mina durante un entrenamiento de la selección colombiana - AFP
Fútbol

Problema Yerry Mina

El Barcelona acelera para incorporar a Arthur y necesita la plaza de extracomunitario del colombiano

BarcelonaActualizado:

Nada más aterrizar en la secretaría técnica del Barcelona, Eric Abidal y Ramon Planes deberán lidiar con un problema que les ha surgido antes de que dé comienzo la pretemporada, el próximo 16 de julio. La decisión de Griezmann de quedarse en el Atlético de Madrid, la salida de Iniesta y el objetivo de reforzar la creación en el centro del campo puede perjudicar notablemente a Yerry Mina. El jugador escogido para incorporarse este verano es Arthur, el medio de Gremio de Porto Alegre con el que el club azulgrana ya había llegado a un acuerdo para incorporarlo en el mercado invernal. No obstante, el conjunto de sucesos que ha rodeado al Barça estos últimos meses aconsejan adelantar su llegada. Aunque el club brasileño pretende ganar más dinero de los 3o millones pactados inicialmente, al entidad catalana espera mantener el precio.

En cualquier caso, la llegada de Arthur tendrá unos daños colaterales que señalan directamente a Yerry Mina. Y por varios motivos. No obstante, el principal es su condición de extracomunitario. El Barcelona tiene en estos momentos ocupadas las tres plazas que permite el reglamento con las fichas del colombiano, Coutinho y Paulinho. Ha quedado demostrado esta última temporada que los dos brasileños son intocables para Ernesto Valverde y que, en cambio, Mina no entra excesivamente en sus planes. Aunque Coutinho está tramitando su pasaporte comunitario, la urgencia aconseja traspasar o ceder a Mina.

Hay un añadido en toda esta operación y es el deseo del Barcelona en fichar a Clement Lenglet, con el que ya han llegado a un acuerdo y la próxima semana sep podría hacer efectiva su llegada previo pago de la cláusula de rescisión al Sevilla. Con Piqué, Umtiti, Vermaelen y el fichaje del francés, el centro de la zaga estaría plenamente cubierto y dejaría sin hueco a Mina, que en este inicio de Mundial ya se ha visto perjudicado por su escasa presencia en el once del Barcelona, ya que el seleccionador colombiano le dejó en el banquillo en el primer partido ante Japón. Hoy podría tener una nueva oportunidad en el encuentro que el combinado cafetero disputa frente a Polonia (20:00 horas).

De todas formas, habrá que piensa Yerry Mina. El central abandonó Brasil el pasado mes de invierno ante las prisas del Barça por incorporarle a causa de la marcha en enero de Javier Mascherano y mantiene intacta su ilusión de triunfar en el Camp Nou. No quiere volver a Brasil y su idea no moverse de la Ciudad Condal. En el caso de que se llegue a un acuerdo, pretende que el Barça le ofrezca un equipo potente de Europa y no tiene intención tampoco de rebajarse el sueldo, algo que complica cualquier operación porque es difícil que le puedan igualar los cuatro millones de euros que gana vestido de azulgrana.