Atletas de Kosovo en los Juegos del Mediterráneo
Atletas de Kosovo en los Juegos del Mediterráneo
UEFA

Los países que no reconocen a Kosovo jugarán como locales en campo neutral

España es uno de ellos, motivo por el cual renunció a ser anfitrión de la ronda elite del Europeo sub'17

Actualizado:

Los equipos que no quieran jugar contra clubes de Kosovo o selecciones nacionales kosovares en su territorio tendrán que organizar sus partidos como locales en terreno neutral, pero deberán aceptar disputar los encuentros a domicilio en Kosovo, según anunció la UEFA.

El Comité Ejecutivo de ésta, reunido este miércoles en Baku, aprobó una política de partidos en relación con los países que no reconocen a Kosovo, excepto en los casos en el que este órgano haya decidido una exclusión por motivos de seguridad (actualmente Serbia y Bosnia-Herzegovina), informó la UEFA en un comunicado.

España es uno de los países que no reconoce a Kosovo, motivo por el cual renunció a ser anfitrión de la ronda elite del Europeo sub'17 jugada a finales del pasado marzo, contra Grecia, Kosovo y Ucrania, que finalmente se jugó en Nyon.

La postura que adoptó entonces la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) responde a un documento que el Consejo Superior de Deportes envió a todas las federaciones en la que les comunicaba que, si se planteaba alguna competición en España con participación de Kosovo, no podría sonar el himno ni izarse la bandera de ese territorio, recordó la Federación.

Tras la polémica generada en el Mundial de kárate celebrado en Madrid en noviembre 2018, en el que los deportistas de Kosovo compitieron bajo bandera de la Federación Internacional de este deporte, el ministerio español de Asuntos Exteriores explicó que su posición al respecto se plasma en los acuerdos alcanzados con el COI y el Comité Olímpico Español (COE) con motivo de los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018.

Éstos determinan que se podrán exhibir los símbolos nacionales, bandera, escudo e himno del territorio de Kosovo según el protocolo olímpico, entendido esto último como se acordó para Tarragona: en desfiles y otras manifestaciones públicas dentro y fuera de los estadios los deportistas kosovares utilizarán la bandera y símbolos del Comité Olímpico Kosovar (no los de su territorio).

Exteriores recordó entonces que la propia Carta Olímpica habla de «bandera» a secas y no de «bandera nacional» para desfiles y otros actos, lo que ha sido aceptado por el COI en múltiples ocasiones como bandera del Comité Olímpico respectivo para evitar conflictos y así se hizo en Tarragona.