Uli Hoeness, presidente del Bayern
Uli Hoeness, presidente del Bayern - EFE
Bayern

El calvario de Uli Hoeness en la cárcel

El presidente del Bayern desvela los problemas con los que tuvo que lidiar mientras estuvo cumpliendo condena

Actualizado:

Uli Hoeness, de nuevo presidente del Bayern Múnich tras su paso por la cárcel para cumplir una condena por evasión de impuestos, ha desvelado que su tiempo en prisión no resultó fácil, y no solo por la privación de su libertad y por el daño que hizo a su imagen.

En una entrevista con el diario 'Die Welt', el máximo mandatario del campeón de la Bundesliga relató el calvario que vivió por los constantes intentos de otros reclusos para fotografiarle durante su encierro. Hoeness cumplió la mitad de una condena total de tres años y medios por defraudar casi 30 millones de euros a través de diferentes cuentas en Suiza.

«Siempre estaban tratando de sacarme fotos con teléfonos móviles que metían en el centro de forma ilegal para luego venderlas por mucho dinero», relata Hoeness. «Para mí era muy difícil asimilar que las mismas personas con las que había estado jugando a las cartas después intentaran fotografiarme en la ducha o en cualquier otro sitio», confiesa. «En esos momentos, no era fácil mantener la calma».

Sin embargo, al tiempo que destaca la dificultad para afrontar la situación, el máximo mandatario del club bávaro se jacta de que finalmente no haya aparecido ninguna imagen suya en la prisión: «Los periódicos sabían lo caro que les saldría si se metían con ese tema».

No obstante, a los pocos meses de abandonar la penitenciaría Hoeness era respaldado por la asamblea del Bayern Múnich para volver a ocupar el puesto de presidente del equipo más importante de Alemania y uno de los más poderosos de Europa.