Ensayo de una reanimación cardiorrespiratoria
Ensayo de una reanimación cardiorrespiratoria

Una aplicación que salva vidas

Tras difundir a través de FIFA la exitosa herramienta «CPR11», el Centro Ripoll y De Prado reclama que sea obligatorio por ley un electrocardiograma anual

Actualizado:

Cada año mueren en España entre 100 y 120 deportistas en relación con la muerte súbita. Y según los datos recogidos en los últimos diez años, cada mes fallece por esta razón un futbolista profesional en el mundo. Datos trágicos que se pueden rebajar decisivamente si quienes sufren paradas cardiacas son asistidos de urgencia. De hecho, las personas que no reciben ningún tipo de asistencia fallecen en un 90 ó 95 por ciento de los casos. Cada segundo cuenta para salvar una de estas vidas.

Si la víctima, en este caso un deportista, permanece tres minutos en parada cardiaca, llegará la muerte cerebral. Y por cada minuto de retraso, hay un 10 por ciento menos de posibilidades de sobrevivir. Por eso, es tan importante que las personas que están alrededor sepan reaccionar con celeridad y con eficacia. Para ayudarles, Ripoll & De Prado Sport Clinic, centro de Excelencia FIFA, creó en 2014 con el patrocinio de la Fundación Mapfre una sencilla aplicación para móviles que explica en once sencillos pasos qué hacer cuando una persona sufre una parada cardiorrespiratoria.

Se llama «CPR11», está disponible gratuitamente en www.ripollydeprado.com, y en menos de tres años ha sido descargada en cientos de miles de dispositivos móviles de todo el mundo. Esta aplicación creada y financiada totalmente en España se ha traducido a varios idiomas, convirtiéndose en herramienta de referencia para la FIFA . En 2015 recibió el premio ABC Salud. Estrellas del balompié como Sergio Ramos, Marcelo, Casemiro, Tiago o Filipe Luis apoyaron una iniciativa de cuyos resultados se dará cuenta en el próximo concreso anual de Centros Médicos de Excelencia FIFA (CMEF) que este año se celebra en Barcelona.

«Dar un paso más»

«Ahora queremos dar un paso más en la lucha contra la muerte súbita. Vamos a pedir que se imponga por ley en España la práctica de una historia clínica, exploración física y electrocardiograma en reposo a toda persona que quiera hacer deporte federado según recomienda la Sociedad Europea de Cardiología», anuncia el doctor Pedro Ripoll, quien explica que dicha medida ya se ha impuesto en Italia y en otros países y que apenas se tarda quince minutos en realizar el electrocardiograma. Además, es barato: entre 20 y 30 euros. A uno de cada 300 jóvenes menores de 25 años se le detecta mediante estas pruebas una patología cardiaca grave. Muchas vidas pueden salvarse.