Pastor Maldonado, en una foto de archivo
Pastor Maldonado, en una foto de archivo - Juan José Úbeda
Mundial

Pastor Maldonado, adiós a la F1 por culpa del dinero

El venezolano no llega a un acuerdo con Renault y deja su puesto en el Mundial tras varias temporadas

Actualizado:

El piloto venezolano Pastor Maldonado anunció este lunes que no disputará la temporada 2016 de la Fórmula Uno con ninguna escudería, aunque no ofreció detalles de su desvinculación con Renault.

"Hoy con la mayor humildad, les informo que no estaré presente a la parrilla de salida de la F1 para la temporada 2016", aseguró Maldonado en un comunicado oficial.

El corredor, oriundo de Maracay, sería sustituido por el danés Kevin Magnussen en la escudería Renault, según informó este lunes la revista especializada AutoSport.

De acuerdo con la publicación, el acuerdo está casi cerrado por lo que Magnussen será presentado oficialmente este miércoles.

"Gracias sinceramente por todos sus mensajes de apoyo, pasión y preocupación hacia mi futuro", agregó Maldonado en su misiva en la que afirmó ofrecer más detalles de sus próximo proyectos en los próximos días.

Su salida estaría relacionada con un desacuerdo entre el fabricante francés de automóviles y el patrocinador del piloto venezolano, la estatal petrolera PDVSA, por una deuda económica.

Maldonado tenía un contrato garantizado hasta 2017, que había firmado con la escudería Lotus quien vendió sus derechos a Renault para esta campaña.

Su carrera en la Fórmula Uno comenzó hace cinco años, tras debutar en 2011 con el equipo de constructores Williams con quien corrió hasta 2013, cuando pasó a Lotus por dos temporadas.

En la pasada temporada, Maldonado solo puntuó en seis carreras de 19 Grandes Premios disputados, y no logró finalizar en nueve. la última carrera terminó con un choque en el GP de Abu Dabi, que involucró al español Fernando Alonso, si bien el incidente no fue producido por él.

El venezolano estaba cuestionado por algunos por su forma de conducir, calificada por algunos compañeros como peligrosa. Entre ellos, el doble campeón mundial finlandés Mika Hakkinen, que sugirió que debía recibir sanciones más duras.

Su mejor campaña en la máxima categoría del automovilismo fue la de 2012 donde consiguió la victoria en el Gran Premio de España -la única de un venezolano en Fórmula Uno- y un total de 45 puntos, para colocarse en el decimoquinto puesto del campeonato.