Un jugador de los Indians, con su logo en el hombro
Un jugador de los Indians, con su logo en el hombro - REUTERS
Béisbol

La presión acaba con el «Jefe Wahoo»

Los Indians esconden su logo ante las críticas de grupos de nativos americanos, que miran también a los Redskins de la NFL

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El «Chief Wahoo» (Jefe Wahoo) dejará de lucir en los uniformes de los Indians a partir de la próxima temporada. La presión del comisionado de la liga estadounidense de béisbol Rob Manfred ha obligado al conjunto de Cleveland a retirar su histórico pero controvertido logotipo, muy criticado por los grupos de nativos americanos, que siempre lo han considerado racista.

La Major League Baseball (MLB) confirmó que se trata de una decisión tomada de forma conjunta con el propietario de los Indians, Paul Dolan. «La MLB está empeñada en construir una cultura de la diversidad y la inclusión a través del juego», explicó Manfred en un comunicado. «Durante el pasado años mantuvimos un diálogo con los Indians sobre el uso de su logotipo. Durante nuestras constructivas conversaciones Dolan señaló que muchos de sus aficionados tienen una gran identificación con este logo por su lugar en la historia del equipo. Sin embargo el club aceptó finalmente que el logo no es apropiado para su uso en el terreno de juego, y agradezco que el señor Dolan acepte que quitarlo de los uniformes la próxima temporada es lo correcto».

La constante presión sobre la franquicia a cuenta del logotipo han ido transformando este a lo largo de los últimos años, cambiándolo en algunas prendas por una 'C' o eliminándolo de los carteles en el estadio. El «Chief Wahoo» apareció por primera vez en los uniformes del equipo en 1947, en una decisión tomada por su entonces propietario Bill Veeck.

Fuentes cercanas al club, que seguirá vendiendo sus productos con el logo lo que resta de año, temen que cualquier cambio afecte a su relación con parte de su afición.

Aumenta la presión sobre los 'Redskins'

La decisión de los Indians ha tenido su eco en la National Football League (NFL), donde los Washington Redskins están sufriendo una presión muy similar para cambiar su nombre.

«La decisión del equipo de béisbol de Cleveland da la razón a los nativos americanos, que no quieren ser denigrados como mascotas de dibujos animados. Es una decisión fruto de la presión que estamos haciendo para que las franquicias deportivas respeten a los nativos», explican los responsables de estas campañas de presión.

«La decisión de Cleveland debería llevar al equipo de fútbol americano de Washington a tomar la misma honorable decisión. Desde hace demasiado tiempo la gente de color ha sido estereotipada con este tipo de símbolos dañinos, y ningún símbolo es tan dañino como un equipo de fútbol americano en la capital que lleva como nombre un insulto racial», argumentan.

«El propietario, Dan Snyder, necesita mirar la decisión de Cleveland y luego mirarse al espejo y preguntarse si quiere ser conocido para siempre como el proveedor más famoso de intolerancia en los deportes modernos, o si quiere pasarse al lado correcto de la historia y cambiar el nombre de su equipo. Esperamos que él elija esto último», concluyen en un contundente discurso.

De momento el equipo de Washinton aguanta la presión. Después de una encuesta del 'Washington Post' en 2016, que aseguraba que el 90% de los nativos americanos no se sentían ofendidos por el nombre, su propietario explicó que «el equipo, los aficionados y la comunidad siempre han creído que nuestro nombre representa honor, respeto y orgullo. Agradecemos el respado de la coumunidad nativa americana y el equipo llevará orgullosamente este nombre».

Además, los 'Redskins' cuentan con el apoyo del comisionado de la NFL, Roger Goodell, que en repetidas ocasiones ha defendido su denominación.

Cambios siempre polémicos

Los cambios en los colores o escudos de los equipos deportivos siempre son un foco de polémica, si bien depende mucho de los motivos por los que se hagan. En España, la modificación del escudo del Atlético de Madrid, que perseguía una modernización, generó mucha discusión. Algo similar a lo que sucedió en Italia con el nuevo y «ultramoderno» escudo de la Juventus, que ha pasado a ser poco más que un logotipo.

Pero los casos que más tinta han hecho correr se han producido cuando el motivo de los cambios ha sido cultural, religioso o meramente econónico. Así, por ejemplo, fue ampliamente discutido el hecho de que el escudo del Real Madrid perdiese la cruz de su corona en las camisetas destinadas a la venta en los países árabes.