Phelps aún sabe ganar
Michael Phelps - AFP
MUNDIALES DE NATACIÓN

Phelps aún sabe ganar

EL estadounidense utilizó su prueba talismán para dar un golpe en la mesa

Actualizado:

Michael Phelps vive con un objetivo que se llama Londres 2012, pero no es inmune. El «Tiburón de Baltimore», como todos los de su especie, reacciona a la sangre. Y muerde cuando es suya. Por eso eran varios los motivos para pensar que en Shanghái se proclamaría por quinta vez campeón mundial de los 200 metros mariposa.

Si en su repertorio existe una especialidad, bien puede ser esta. Hasta 2011 acumulaba 9 años y 60 carreras sin perder. Wu Peng, por partida doble y Nick D'Arcy rompieron su hegemonía. Ayer el nadador chino estaba en la misma piscina.

Para encontrar la otra razón no había que moverse de Shanghái. Phelps compite en estos Mundiales en busca de su mejor estado de forma, pero sumaba ya dos magulladuras. Un bronce en el 4x100 y una plata en los 200 libres eran suficientes. Los 200 mariposa le vieron resurgir.

«En los últimos 25 metros me he vuelto a sentir yo mismo. Ya no me he sentido como si llevara un piano a la espalda y no pudiera sacar los brazos del agua», relataba después. Takeshi Matsuda se atrevió a rebasarle en la última vuelta, y se llevó la dentellada. Un portentoso final le otorgó la victoria a Phelps.

El crono de 1.53.54 le coloca en los tiempos anteriores a los polémicos bañadores de última generación. Marca el buen camino. Trabaja para recobrar ese arreón final que le apartaba del resto de nadadores, el mismo que le faltó contra Ryan Lochte y que hoy, en menor medida, volvió a disfrutar. Wu Peng se quedó en bronce.

La siguiente carrera era el turno para Federica Pellegrini. La italiana vive en plena hegemonía y Shanghái le ha servido para demostrarlo. Sólo puede explicarse que se uniera a Ian Thorpe como únicos nadadores de la historia que han logrado el doblete de 200 y 400 metros libres en dos Mundiales consecutivos.

Peris, récord de España

27,93 segundos es el nuevo récord de España de los 50 espalda establecido ayer en Shanghái por Mercedes Peris, que se clasificó para la final con el segundo mejor tiempo.