María Vicente posa para ABC en el CAR de Sant Cugat
María Vicente posa para ABC en el CAR de Sant Cugat - INÉS BAUCELLS
Atletismo

«Me gusta que me vean como la promesa del atletismo español»

María Vicente demostró en Hungría que el futuro es prometedor. Batió el récord mundial de heptatlón y sumó otro oro en triple salto

BarcelonaActualizado:

María Vicente (L’Hospitalet de Llobregat, 2001) es la gran promesa del atletismo español. Esta semana pasada pulverizó el récord mundial juvenil de heptatlón en el Europeo de Györ (Hungría) y logró la mínima en triple salto que le otorga por derecho a acudir al europeo absoluto de Berlín, que se celebrará en agosto. Dos medallas de oro que permiten soñar con tener en ciernes al relevo de las dos únicas atletas que han logrado una medalla para España, María Vasco y Ruth Beitia.

-¿Está sorprendida por toda la expectación que se ha levantado con sus dos oros?

Un poco sí. El atletismo es un deporte minoritario y no me esperaba todo este revuelo, el recibimiento, lo que se ha generado...

¿El objetivo en Hungría era ganar los dos oros?

-Iba al campeonato a luchar el oro en el heptatlón. Veía que podía ganarlo y lo fui luchando hasta el final. En el triple salto sabía que lo tenía más complicado pero tenía muchas ganas de dar lo máximo y conseguir lo que pudiera. Estoy muy contenta por haber conseguido esos dos oros y las marcas.

-¿Qué significa para usted la felicitación de Ruth Beitia o Bruno Hortelano?

-Estoy súper contenta y muy emocionada que gente tan grande del atletismo me hayan felicitado y sepan que existo y que me tengan presente para próximos campeonatos.

-¿Cómo acaba una atleta decantándose por pruebas combinadas?

-Porque me gustaban todas las pruebas. Un día me dijeron que tenía que especializarme y no quería dejar de lado ninguna. Surgió la posibilidad de hacerlas todas y me pareció genial. Y en eso estoy.

-Es lo que tiene ser buena en todo ¿no?

-No sé. Me gustaban todas y no quería dejar de lado ninguna.

-¿Hay alguna en la que se sienta más cómoda?

-Lo que más me gusta y se me da mejor es la velocidad, los saltos y las vallas. Los lanzamientos me cuestan, son muy técnicos y aún no les he cogido el truquillo. Y el 800... es sufrir, sufrir y sufrir... (risas).

-¿Quién es su referente?

-A nivel español mis dos grandes referentes son Jorge Ureña, que hace decatlón y siempre apuesta por las combinadas como yo, y Ruth Beitia. Es que Ruth Beitia es Ruth Beitia, no hay palabras para describirla. Y a nivel internacional, Usain Bolt, que creo que es como el ídolo de todo el mundo, y Ashton Eaton, que es el que tiene el récord del mundo de decatlón.

-¿Qué medalla le hizo más ilusión? ¿La de heptatlón, que vino acompañada del récord del mundo sub-18, o la de triple salto que le dio la mínima para acudir al Europeo absoluto de Berlín?

-Estoy súper contenta de las dos pero yo creo que más la de heptatlón, ya que es la prueba que entreno todos los días, en la que pienso... La de triple salto fue como un plus porque participé en esta modalidad para poder clasificarme para Buenos Aires. Estoy muy contenta y emocionada de que me haya salido tan bien pero yo iba pensando en el heptatlón, como toda la temporada. Me hace más ilusión que me haya salido en el día D en la hora H. Donde me tenía que salir todo me ha salido y, además, perfecto.

-Pero el triple salto le da la oportunidad de ir al Europeo absoluto de Berlín...

-Me encantaría ir para coger experiencia para otros futuros campeonatos. Saber lo que es, estar allí y vivir que haya tantísimo público. Me encantaría ir pero es una decisión de la Federación y ya veremos qué decide.

-¿El caso de Pekka Vassala, que tras ganar el Mundial de 1972 en 1.500 reconoció que le ayudó mucho ir a México 1968 aunque fuera eliminado a las primeras de cambio, le sirve de ejemplo?

-Este ejemplo me da más ganas de ir. Conozco mucha gente a la que los nervios la primera vez le han jugado una mala pasada y después lo han hecho muy bien. Yo iría a Berlín por pasármelo bien, poder disfrutar del campeonato. Es una gran oportunidad para poder ver el heptatlón y el decatlón absoluto. Si me llevan, yo súper contenta, pero si no mirar hacia adelante y seguir.

-En el momento en el que usted se encuentra, ¿qué es lo peor? ¿Las expectativas, las prisas por ganar, la presión...?

-Escucho lo que me dicen y lo tengo en cuenta pero intento no obsesionarme. Hago esto porque me gusta, para divertirme y sé que si doy el máximo estaré contenta haya salido bien o no. Si no sale no me voy a torturar.

La atleta española se ata las deportivas durante la sesión de fotos
La atleta española se ata las deportivas durante la sesión de fotos - INÉS BAUCELLS

-¿Qué piensa cuando oye que es usted la promesa del atletismo español?

-Es mucha responsabilidad porque todo el mundo está mirándome y pendiente de qué hago. Pero sí que me gusta que me vean como alguien con futuro, que piensen que puedo llegar lejos, que me tengan en cuenta... Me dan ganas de seguir adelante todos los días, de entrenar... no solo por ellos sino también por mí porque es lo que me gusta. Me transmite buenas sensaciones.

-¿Los Juegos Olímpicos son su gran objetivo?

-Claro que me encantaría ir a unos Juegos Olímpicos. Yo entreno para eso. A lo mejor Tokio sí que es un poco pronto. No lo descarto pero ese año creo que iré más enfocada al Campeonato del Mundo sub-20.

-El atletismo femenino español solo tiene dos medallas, la de María Vasco y Ruth Beitia ¿Aportará María Vicente la tercera?

-Ahora subimos una generación muy buena, tanto en chicos como en chicas. Creo que tenemos muchas opciones de ser finalistas y ganar medallas. Espero que tanto yo como el resto de atletas españoles podamos ganar medallas.