Carlos Llavador (centro) celebra su victoria en la competición internacional de Barcelona
Carlos Llavador (centro) celebra su victoria en la competición internacional de Barcelona - ABC

EsgrimaCarlos Llavador suma otro metal dorado en su camino hacia los Juegos de Tokio 2020

El tirador madrileño se subió a lo más alto del cajón en la competición internacional de Barcelona

Á. G. C.
Actualizado:

Tras el parón estival, ha dado comienzo la temporada en el mundo de la esgrima. Y, en la especialidad de florete, España está muy bien representada. El tirador madrileño Carlos Llavador ha dado el pistoletazo de salida a su curso deportivo de la mejor manera posible al conquistar una medalla de oro en la competición internacional de Barcelona que, si bien no es puntuable para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, sirve como trampolín para llegar en la tabla final (64 participantes) en las pruebas que sí lo son, cuando comienza la etapa decisiva, entre abril de 2019 y abril de 2020.

Llavador tuvo un inicio dubitativo en la Ciudad Condal, pero fue asentándose con el transcurso de los asaltos. «Éramos 104 competidores y había bastante nivel», cuenta a ABC. «En la 'pool' (la liguilla de grupos) estaba tirando mal, no tenía buenas sensaciones. No conseguía tener ritmo y me sentía cansado. Poco a poco fui mejorando, cogiendo ritmo». Llegado el momento decisivo, en los enfrentamientos directos, Llavador metió una marcha más. «En la primera eliminatoria directa me tocó un español, gané y me ayudó para tomar confianza. Como había perdido un asalto en la liguilla de grupos, tenía cruces complicados».

Cuando quedaban solo 32 competidores, el madrileño se batió en duelo con Pietro Velluti, venciéndole por 15-10. «Me tocó un italiano que es joven, un asalto complicado, y logré resolverlo bastante bien», relata. En dieciseisavos tuvo que medirse a otro italiano, país que copa los mejores tiradores. «Era el cabeza de serie número uno, pero le gané con solvencia (15-7). A partir de ahí me tocó el húngaro, uno con los que me juego la clasificación a Tokio 2020, y le gané 15-8». Llegados a ese punto de la competición, sacó a relucir sus mejores dotes. «En semifinales me enfrenté al mejor de los polacos y conseguí hacer la estrategia que había pensado y le gané 15-9». «En la final había que darlo todo y competí contra el canadiense, noveno en el Mundial, y también tiré muy bien. Llevé todo el ritmo del asalto y terminé la competición sintiéndome de la mejor manera posible».

Pero, ¿qué supone la victoria de Llavador en esta competición? «Ahora gano 4 puntos para el ranking internacional, empezar puntuando es importante y me permite tener un respiro de cara a futuras competiciones», explica. Ahora encara la próxima copa del Mundo, que se celebra el fin de semana del 10 y 11 de noviembre en Bonn (Alemania).

La clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 todavía no ha empezado. Lo hará a partir de abril del próximo año. El objetivo de Llavador es mantenerse entre los dos mejores tiradores de Europa –ocupa la segunda plaza– y hacerlo también entre los 16 primeros del mundo. «La importancia de coger estos puntos reside en empezar en el tablón principal para avanzar sin tener que pasar la liguilla de grupos y dos eliminatorias cuando empiecen los torneos puntuables para los Juegos». El madrileño va por el buen camino.

Buena representación española en Barcelona

Además de la victoria de Llavador, destacó el tercer puesto que consiguió el joven tirador Sergio Lacasta, que estuvo a un gran nivel. El esgrimista residente en Madrid ya había quedado noveno en un Mundial y había realizado un buen papel en el Europeo. Con estos dos deportistas, especializados en florete, se quiere impulsar también la participación española por equipos, para tratar de «luchar contra las potencias». Se prevé un buen año para la esgrima española.