«Jerry Maguire»: humanidad entre los negocios del fútbol
Tom Cruise, en el papel de Jerry Maguire
deportes en celuloide (XXVI)

«Jerry Maguire»: humanidad entre los negocios del fútbol

Tom Cruise protagonizó la película, basada en la historia real de un agente deportivo del fútbol americano

miguel muñoz
Actualizado:

[La serie "Deportes en celuloide", que repasa las mejores películas sobre temas deportivos, sale a diario durante el mes de julio en ABC.es]

En 2002, el poderoso agente deportivo Leigh Steinberg dejó SMD, la agencia para la que trabajaba, absorbida por una multinacional canadiense que había convertido a su pequeña empresa en un monstruo del mercado hecho para generar dinero sin más consideraciones.

Steinberg fundó una nueva compañía bajo el revelador nombre de “Athletes First” y se llevó consigo a unos cincuenta jugadores de fútbol americano que habían sido sus clientes en SMD. Steinberg siempre mantuvo que el trato humano a los deportistas era la prioridad por encima del rendimiento económico.

Su filosofía ya era conocida en el mundo de la empresa antes de “Athletes First”. Tanto que en 1996, Cameron Crowe se inspiró en él para escribir y dirigir “Jerry Maguire”, una cinta que pone el punto de mira en una parte del deporte que suele quedarse fuera de campo en las fotos: los agentes de los jugadores. Salvando el caso de Jorge Mendes y los extraordinarios contratos que consigue para sus jugadores, se trata de una labor que suele pasar desapercibida.

Así, Crowe contrató a Tom Cruise para interpretar el papel de Jerry Maguire, un exitoso agente deportivo que en un momento de epifanía comprende que en su negocio las personas son lo más importante y resulta despedido al expresarlo públicamente. En su nueva cruzada lo acompaña un único cliente, el histriónico Rod Tidwell (Cuba Gooding Jr.), un jugador de fútbol ligado a la frase más conocida de la película: “Show me the money!”. Una cita que en realidad era la coletilla habitual de Tim MacDonald, un jugador de los Arizona Cardinals (el mismo equipo de Tidwell en la ficción).

Además de una historia de amor con Renée Zellweger que queda muy lejos de los estadios, “Jerry Maguire” tiene un componente de originalidad al narrar la historia mil veces contada del deportista exitoso desde el punto de vista de su agente. No es muy habitual que en los discursos de agradecimiento, los futbolistas dediquen parte de la ristra de agradecimientos a sus representantes.

El verdadero Steinberg, por cierto, protagonizó un cameo en la película. Y de paso le contó a Crowe cómo su ex socio trató de dinamitar su relación con todos los clientes que se llevó a su nueva empresa, al igual que hace Bob Sugar, antagonista de Maguire, en la cinta.