Bélgica18010España
Pincha en el marcador para desplegar

Rugby | Bélgica-EspañaBélgica y el árbitro frenan el sueño del Mundial

El XV del León pierde en el partido decisivo ante Bélgica (18-10) y le queda un largo camino aún para soñar con el Mundial

Actualizado:

España cayó en Bruselas ante Bélgica (18-10) en el que iba a ser el partido más importante de su historia. Llegaba en plena forma, con una racha victoriosa en tres de sus últimos cuatro choques, y con la seguridad de ser superior a un combinado que no se jugaba nada en el envite. El premio era la clasificación directa para el Mundial de Japón, sin duda demasiado jugoso como para afrontarlo sin que aflorasen los nervios.

Pero una cosa es la tensión de la responsabilidad y otra bien distinta la necesidad de jugar con todos los elementos en contra. Al XV de los Black Devils, al campo estrecho, al barro y a la nieve se les podía combatir con clase y con orgullo; pero al lamentable arbitraje del rumano Vlad Iordachescu no hubo forma de contrarrestarlo. Es una lástima que en un deporte como el rugby, donde las decisiones de los colegiados no se cuestionan y se le tiene un respeto sin igual con respecto a otros deportes, se vea una actuación tan parcial. El seleccionador español, Santi Santos, ya había avisado semanas atrás que no era una decisión acertada poner a un trencilla rumano cuando su propio país estaba involucrado en la clasificación. Pero la decisión estaba tomada y al final este hombre provocó toda un trifulca, con los hispanos rodeándolo para afearle su actuación.

Escándalos aparte, el XV del León no cuajó un buen partido. Empezó acogotado por la presión de los locales, que iban sumando puntos poco a poco a medida de que tenían golpes de castigo a su favor. Los españoles lo intentaron en dos ocasiones, pero en ninguna de ella Brad Linklater estuvo acertado, por lo que se llegó al descanso con (12-0) y mucho trabajo por delante.

Por si las cosa no estuviera suficientemente fea, diez minutos después se produjo la expulsión de Beñat Auzqui y una nueva conversión de Vincent Hart (15-0) por lo que la llamada a la épica fue absoluta. El primer paso era aguantar con uno menos y se consiguió, hasta el punto de que el capitán Gibouin Fontana ensayó y Mathieu Peluchon transformó dos puntos más (15-7). Este mismo pateó con éxito cinco minutos después (15-10) y dejó el partido a tiro de marca convertida, con cinco minutos por delante.

Pero de nuevo la patada de Hart acertó entre palos (17-10) y las continuas infracciones señaladas a los españoles les impidieron completar la remontada. Ya con la cabeza fría, toca pensar en la ruta que aún existe para llegar a Japón 2019. Primero habrá que superar a Portugal y, después, verse las caras en la repesca con Samoa, Canadá, Hong Kong o Namibia. Todavía hay esperanza.

Actualizado:Actualizar

La selección española de rugby logrará este domingo la clasificación directa para el Mundial 2019 en caso de ganar en el Petit Heysel de Bruselas a Bélgica, en el partido más importante de la historia reciente del rugby nacional.