Kittel reestrena el maillot amarillo
Kittel celebra su victoria en la primera etapa del Tour de Francia - reuters
Tour de Francia| 1ª etapa

Kittel reestrena el maillot amarillo

Victoria y liderato para el alemán al sprint en la primera etapa del Tour, igual que en 2013, tras evitar una caída en la recta final

Actualizado:

Marcel Kittel se está convirtiendo en un especialista en empezar las carreras vestido de líder. Empezó así el Tour 2013, hace un año, el Giro 2014 esta temporada y hoy ha ganado en Harrogate, Inglaterra, en la primera etapa del Tour de Francia 2014 [Así contamos la 1ª etapa del Tour de Francia en directo].

El Tour llegaba a la ciudad natal de la madre de Mark Cavendish, velocista que hasta el año pasado ostentaba el cartel como el más rápido del mundo. El británico es el tercer ciclista con más victorias de etapa en el Tour, pero nunca se ha vestido el maillot amarillo.

La etapa de hoy parecía diseñada para que se estrenara. A kilómetro y medio, en un pequeño repecho, Fabian Cancellara atacó en solitario y rompió el control del equipo de Cavendish, el Omega Pharma. Cuando volvió a la cabeza tuvo que luchar por su posición con más rivales. En una escaramuza, metió cuerpo de una forma demasiado peligrosa a Simon Gerrans y se cayó al suelo junto a él. Cavendish se dolía de la clavícula en el suelo y su continuidad en el Tour es cuestionable.

Kittel, ganador de cuatro etapas en el Tour pasado, es ahora el nuevo rey del sprint. Hoy batió sin problemas a Peter Sagan en lo que quedó de la llegada masiva de después de la caída. Mañana tendrá problemas para defenderlo, en una etapa llena de pequeñas subidas, pero de momento arranca el Tour colgado otra vez del cartel de mejor sprinter del momento.

Masiva presencia del público inglés

La gran noticia al margen del sprint fue la euforia con la que el público británico ha acogido a la carrera, con las cunetas y colinas llenas por todo el recorrido. Jens Voigt aprovechó para darse un homenaje y se metió en la primera escapada del Tour de Francia; no solo la cogió, sino que a más de cien kilómetros del final se cansó de ir con sus compañeros de fuga (Edet y Jarrier) y se fue solo. En septiembre cumplirá 43 años y tras la etapa se subió al podio a recoger el maillot de la montaña.

El pelotón terminó con el fesitval de Voigt a 60 kilómetros de meta porque pese a ser el primer día hubo amago de batalla. En la subida de Buttertubs el gran grupo se partió y dejó atrás a gente como Purito Rodríguez, Thibaut Pinot y Dani Navarro. Los cortes –el grupo trasero llegó a rodar con casi un minuto y medio de retraso– provocaron que el ritmo subiera y aniquilase la escapada, para que al final el grupo se reunificara.

Desde entonces hubo completa calma hasta el final: nadie atacó desde el kilómetro -60 hasta la pancarta de 1.000 metros para el final. Mucha calma, demasiada, hasta que Cavendish se empeñó en pasar por donde no podía y Kittel se volvió a coronar.