Eufemiano Fuentes: «Podía haber tenistas, futbolistas, boxeadores y atletas»
Eufemiano Fuentes, a su llegada al juzgado - reuters
operación puerto

Eufemiano Fuentes: «Podía haber tenistas, futbolistas, boxeadores y atletas»

Eufemiano Fuentes declara ante la juez que, además de ciclistas, trataba individualmente a más deportistas

Actualizado:

Eufemiano Fuentes corroboró ante la juez del proceso de la Operación Puerto lo que otras veces había admitido con sobreentendidos o declaraciones bajo cuerda. Dijo, a preguntas del fiscal, que "trataba individualmente a tenistas, futbolistas, bxeadores y atletas, además de ciclistas". Más de tres horas y media de interrogatorio para saldar esa eterna duda. Fuentes habló de la ausencia de peligros de su método de trabajo y explicó que las autotransfusiones de sangre se realizaban para cuidar el hematocrito (nivel de glóbulos rojos en la sangre) y la salud de los deportistas.

La declaración más esperada de la Operación Puerto dibujó a Eufemiano Fuentes como un alma caritativa que solo velaba por la salud de sus pacientes. Dijo no saber nada de los positivos que se le atribuyen (Nozal, Heras, Hamilton, Santi Pérez), habló de la correcta conservación de la sangre en los arcones de los pisos madrileños y negó que organizase la preparación de los equipos ciclistas Liberty y Comunidad Valenciana (ex Kelme).

"Las bolsas de sangre tenían su código numérico, un mote y una fecha para identificar al propietario", dijo a la preguntas de la fiscal Rosa Calero. Admitió que sí llevaba la preparación de Roberto Heras, positivo por EPO en la Vuelta 2005 que ganó, y reconoció a Unai Osa.

Entre vagas advertencias de "no recuerdo", "tal vez sea así" y otras apreciaciones similares, Eufemiano Fuentes dijo que la sangre era para elevar o mitigar el nivel de hematocrito e incluyó a su familia como receptora de los medicamentos que la Guardia Civil se incautó en 2006. Unos para su padre, que murió hace unos años. Y otros, para su hija, según dijo sometida a un tratamiento de cáncer.

Eufemiano es juzgado por un delito contra la salud pública y a ello quiere remitirse, según aceptó la juz del caso en las consideraciones previas. En un momento de su intervención, descargó la culpa sobre José Luis Merino Batres, su socio "desde hace veinte años" y ausente en el juicio por padecer alzheimer.

Eufemiano se negó a contestar a las preguntas de las acusaciones particulares.