Bernadette Vergnaud, durante su intervención en Ronda
Bernadette Vergnaud, durante su intervención en Ronda - ABC

«Un olé taurino no es de derechas ni de izquierdas, ni de ricos ni de pobres»

La eurodiputada socialista francesa Bernadette Vergnaud defiende la tauromaquia en la III Bienal de Ronda

RONDAActualizado:

La Real Maestranza de Caballería de Ronda acogió la apertura de la III Bienal de Tauromaquia. El acto tuvo lugar en el Salón de Grados, que colgó el cartel de «no hay billetes».

La bienvenida corrió a cargo del Teniente Hermano Mayor, Rafael Atienza, una vez que se visionaron dos vídeos corporativos, uno sobre el propio evento y otro sobre la Real Corporación. El presidente de Tauromundo, Martín Vivas, hizo hincapié en la ayuda necesaria por parte del Ayuntamiento de Ronda y las instituciones de la ciudad para poder hacer realidad este evento edición tras edición. «La Bienal es ungran escaparate tanto para Ronda como para la Tauromaquia. Hay inscritos de toda la geografía española y calculamos que este fin de semana dejará en la ciudad alrededor de 80.000 euros», señaló el gerente de la empresa.

Por su parte, el donsejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, hizo un balance sobre los espectáculos taurinos en la comunidad autónoma. «Ha habido un descenso del 6% de los asistentes a los festejos taurinos y también han disminuido los espectáculos. Hasta 956.000 personas han pasado por una plaza de toros el año pasado. Pero eso sí, se han incrementado los asistentes a las corridas de toros, a los festejos mayores. El gobierno andaluz tiene un compromiso claro con la tauromaquia. Mientras yo sea el consejero de esta parte, contarán con mi apoyo contundente. Es algo que forma parte de nuestra cultura milenaria».

La alcaldesa de Ronda también tuvo unas palabras en el acto de inauguración del evento, que bajo su punto de vista tiene un gran impacto en la ciudad malagueña. Teresa Valdenebro declaró que «la Bienal Internacional de Tauromaquia, con tan sólo tres ediciones, es ya una cita imprescindible en el mundo del toro y consigue que esta parte de nuestra cultura vuelva a resurgir con fuerza en esta ciudad. Este fin de semana, se abren los chiqueros, Ronda volverá a vestirse de grana y oro, y estoy segura de que el domingo saldrá por la puerta grande».

El idioma universal

La conferencia inaugural corrió a cargo de la eurodiputada, Bernadette Vergnaud, quien centró su discurso en el legado del malogrado Víctor Barrio: «La tauromaquia, más que defenderla, hay que enseñarla». La francesa efectuó una continua relación entre la Tauromaquia y la cultura en sus diferentes vertientes, además de defenderla desde su privilegiada posición política. «Francisco de Goya veía en el toro el idioma universal, y eso lo digo, en respuesta a los que han dicho hace poco en Madrid que él era antitaurino. El toreo es un arte que se asemeja al de la pintura; el pintor crea arte mediante unos lentos trazos y movimientos, parecido a los gestos de los matadores al torear. El toreo es música, un cante jondo que sale del alma, y que emociona cuando llega al público, como cuando el torero se acopla con el astado. El toreo es poesía pura. Es Alberti, Machado, Lorca. Gracias a Federico soy aficionada a los toros desde hace mucho tiempo, ya que sus coplas a Ignacio Sánchez Mejías provocaron que tuviera el primer contacto con el mundo de los toros. Soy política socialista y me gustaría preguntarle a los que tienen deberes políticos el porqué de mostrarse en contra de la Fiesta, el porqué de acabar con el derecho a emocionarse. Un olé no debe clasificarse en ninguna clase social, no es ni de derechas, ni de izquierdas; ni de ricos, ni de pobres», afirmó Vergnaud.

La mesa dedicada a la Goyesca de Ronda contó con una extraordinaria exposición histórica del periodista Carlos Crivell. El sevillano repasó con una amplia documentación gráfica la corrida rondeña y estuvo acompañado por José Antonio Campuzano y Juan Antonio Ruiz «Espartaco». José Ortega Cano también se encontraba en el cartel de la mesa, pero un inconveniente personal de última hora impidió su presencia. A pesar de ello, el diestro murciano estuvo presente por hilo telefónico, y tras pedir disculpas por no estar junto a sus compañeros, declaró que «Ordóñez, para mí, ha sido el torero más grande de todos los tiempos».

El diestro José Antonio Campuzano quiso hablar sobre sus vivencias personales en la Goyesca rondeña, en la cual tuvo la suerte de acartelarse en dos ocasiones. «La primera vez que me puse el traje de luces fue en Ronda. Aquel día fue el que más miedo he pasado de toda mi carrera. En el hotel donde me hospedé antes de la novillada, pasé las tres o cuatro horas más amargas de mi vida. Pude con mi miedo, pude con la incógnita, y fui el triunfador de aquel festejo. Además, con el paso del tiempo, he tenido la suerte de torear dos Goyescas, que para un torero es una de las citas más importantes del año», manifestó.

La mesa la completaba todo un clásico de esta corrida de toros, Espartaco. El torero sevillano compartió una curiosa anécdota respecto al número de veces en las que ha participado en la Goyesca. «He tenido la suerte de torear 5, aunque he estado 6, debido a que Morante de la Puebla toreó en una ocasión con un traje mío. Tener la posibilidad de torear ese día es un gran privilegio, porque era señal de que te encontrabas en plenitud como torero», confesó.