Paseíllo en la plaza de toros de la Maestranza
Paseíllo en la plaza de toros de la Maestranza - Reuters

No todas las plazas de toros son redondas

Ruedos cuadrados, hexagonales, octogonales, ovalados... salpican la geografía taurina

MADRIDActualizado:

Pasen y lean...

123456
  1. Paseo por la geografía taurina

    Paseíllo en el ruedo maestrante
    Paseíllo en el ruedo maestrante - Reuters

    Las plazas de toros son redondas. Parece obvia la afirmación, tanto como relacionar el ruedo con un círculo perfecto, pero sin embargo no todos los recintos taurinos tienen como base la circunferencia que contiene su arena. Un paseo por la geografía taúrica nos descubre que hay plazas de toros rectangulares, hexagonales, octogonales, ovaladas y hasta con la forma de una extraña elipse irregular, como la que acoge a la Maestranza de Sevilla, uno de los cosos más importantes del planeta taurino que estos días celebra su famosa Feria de Abril.

  2. Plazas rectangulares

    Plaza de Santa Cruz de Tudela
    Plaza de Santa Cruz de Tudela

    1. Rasines (Cantabria)

    En el cántabro valle del Asón, en una localidad de poco más de mil habitantes, junto a la ermita de los Mártires, se encuentra un pequeño y coqueto recinto que desde 1758 acoge espectáculos taurinos. La plaza de Rasines es rectangular de 17 por 16 metros, con barrera de madera y burladeros en las esquinas, y puede acoger a unos mil espectadores en sus tendidos y palcos.

    2. Segura de la Sierra (Jaén)

    El patio de armas de un castillo convertido en plaza de toros. En el norte del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, se encuentra una de las plazas más antiguas y curiosas de España ya que su construcción data del siglo XVIII. De planta cuadrangular no tiene gradas lo que obliga a los espectadores a tomar asiento en la ladera del monte donde se encuentra el castillo.

    3. Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real)

    Una plaza que forma parte del santuario de la Virgen de las Virtudes nos econtramos en Santa Cruz de Mudela. Un coso de planta cuadrada fechado en el siglo XVII que junto a la ermita, anterior al XV, constituyen un conjunto muy armónico con sus galerías en madera.

    4. Otras

    También en las localidades de Algemesí ( Valencia) y Ciudad Rodrigo (Salamanca) se acondicionan sus plazas rectangulares para la celebración de espectáculos taurinos. En la primera para su feria de novilladas de septiembre y en la otra para los tradicionales carnavales.

  3. Plazas hexagonales

    Plaza de Almadén

    Construida en 1752, y monumento histórico nacional desde 1979, es una de las primeras edificaciones realizadas expresamente para celebrar fiestas de toros en España, una característica que se combinó con la residencial, que en la actualidad aún se mantiene. El coso tiene forma de un polígono hexagonal inscrito en una circunferencia de 43 metros de diámetro que está rodeado por dos galerías cuya parte exterior fue concebida inicialmente como viviendas. La plaza, que permaneció muchos años casi en ruinas, ha sido recuperada para la celebración de festivales musicales y festejos taurinos tras una rehabilitación que ha incluido la adaptación para un hotel de la parte de viviendas.

  4. Plazas de toros octogonales

    1. Tarazona (Zaragoza)

    Esta plaza fue inaugurada en 1792 a instancias de un grupo de ciudadanos que encabezó el proyecto. En sus ocho lados se habilitaron 32 viviendas que siguen habitadas en la actualidad tras la rehabilitación llevada a cabo a finales de los noventa del pasado siglo. La plaza en donde actuaron todas figuras de la época, de forma especial Curro Cúchares, constaba de palcos que los propietarios tenían obligación de alquilar para los festejos y unas gradas de madera, que en total daban capacidad para más de cinco mil personas.

    La Vieja Plaza de Toros de Tarazona acogió festejos hasta 1870, año en que se inauguró un nuevo coso taurino, aunque en 2006 se celebró un festival a modo de reinauguración.

    2. Carratraca (Málaga)

    Esta singular plaza fue inaugurada el 25 de junio de 1878 y está enclavada en la falda de Sierra Blanquilla. Tiene capacidad para unos tres mil espectadores y una envidiable acústica que la hace idónea para la celebración de actuaciones musicales. En la feria de agosto se siguen organizando novilladas.

    3. Ateca (Zaragoza)

    Fue construida sobre los cimientos de una plaza octogonal con actividad desde 1860 y que se inauguró oficialmente el 6 de febrero de 1910 con la actuación en solitario del novillero Calerito. En 1993 fue restaurada por completo con un aforo de 2.500 localidades. Acoge cada año la celebración de festivales taurinos y novilladas.

  5. Irregulares

    La Real Maestranza de Sevilla, una de las plazas más importantes del mundo, tiene una forma de elipse irregular, que no obedece a ninguna figura geométrica y que solo se debe a la larga ejecución de las obras en diferentes fases y bajo distintos equipos arquitectónicos, que dieron como resultado la forma final que, en un principio, pretendía ser redonda.

    En 1761 comenzaron los trabajos de un nuevo coso sobre el solar de otro de madera anterior, obras que no concluyeron hasta 1881.

  6. Plaza de toros ovalada

    Colisieo francés de Nimes
    Colisieo francés de Nimes - Afp

    Con un ruedo ovalado nos encontramos las plazas francesas de Nimes y Arles, situadas sobre sus imponentes anfiteatros romanos. En Nimes se celebran corridas de toros desde 1863 y posee una capacidad de 16.000 espectadores, y en Arles se dan festejos taurinos desde la segunda mitad del siglo XIX y puede acoger a unas 13.000 personas.