Tarde de San Isidro con lleno en Las Ventas
Tarde de San Isidro con lleno en Las Ventas - Reuters

Manuela Carmena excluye los toros de la programación de San Isidro

El Ayuntamiento de Madrid se olvida de la feria taurina más importante en las fiestas del patrón

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Manuela Carmena ha vuelto a ningunear la Fiesta de los toros en la programación de las fiestas de San Isidro. A la alcaldesa de Madrid, se supone que la alcaldesa de todos los madrileños, se le ha olvidado que del 14 de mayo al 16 de junio se anuncian festejos taurinos en la Monumental de las Ventas.

Treinta y cuatro días seguidos de toros en los que, como mínimo, cada tarde se citará una media de quince mil abonados, con varios carteles en los que se colgará el «No hay billetes». Más seiscientos mil espectadores pasaron el pasado San Isidro por la plaza venteña, pero a Carmena esos espectadores parecen no interesarle, como si fuesen ciudadanos de quinta o sexta división.

Al Ayuntamiento de Madrid no se le olvidan, en un documento de 76 páginas, el resto de espectáculos de las fiestas patronales, desde los conciertos, microteatro, festivales de danza, el cocido, María Pepa de Chamberí, Mastodonte, el pasacalles de gigantes y cabezudos o el «Prostíbulo Poético» del 12 de mayo. Pero de la mayor cita con el arte, la del toreo, un arte respaldado cada mayo por más de medio millón de asistentes, ni una mención.

Ante las críticas que los ciudadanos han vertido en las redes sociales hacia el Ayuntamiento, @Madrid_Cultura ha respondido de esta guisa al aficionado @_Barallobre: «Buenas, la feria taurina de San Isidro es un evento privado ajeno a la programación cultural de las fiestas patronales de @MADRID». Desde el Ateneo Orson Welles le han recordado algo ante tal espantada y excusa: «Los 40 principales también son una empresa privada, según entendemos, y el acto que organizan aparece. Aunque en este caso, la frontera entre la empresa y el ayuntamiento se encuentre difuminada. Tampoco éramos conscientes de que el Ayuntamiento de Madrid tuviese un club de 600. Da gusto ver que nuestro dinero se gasta bien». «Play 'n' kids debe ser un departamento del Área de Medio Ambiente», añadió Barallobre.

Muchos aficionados recuerdan que, además del canon que revierte sobres las arcas públicas, la Feria de San Isidro supone una importante inyección económica a la ciudad, especialmente a los establecimientos del barrio de Ventas. Carmena y su equipo deben preferir que el ciudadano y el turista de Madrid inyecte menos economía a la capital. Sus afanes autoritarios y prohibicionistas siguen mandando, como ya lo hicieron en la web de turismo.