José Miguel Arroyo «Joselito», junto a una imagen de Antoñete
José Miguel Arroyo «Joselito», junto a una imagen de Antoñete - Plaza 1

Joselito: «¡Qué cojones hay que tener para ponerse delante del toro con la mano izquierda!»

La figura madrileña lidia como ganadero en la goyesca del Dos de Mayo en Las Ventas

MADRIDActualizado:

José Miguel Arroyo «Joselito» vuelve a Madrid el Dos de Mayo. Y lo hace como ganadero. Este miércoles se lidiará una corrida de El Tajo y La Reina para Iván Vicente, Javier Cortés y Gonzalo Caballero.

En un encuentro con Plaza 1, Joselito habló sobre el encierro: «Es una corrida bien hecha y vienen de buena familia. Lo que traigo a Madrid es acorde a la primera plaza del mundo. Es una corrida pareja y de buenas hechuras».

La última vez que lidió en Las Ventas fue el pasado 15 de agosto, tarde en la que Román salió a hombros: «Yo nunca había vivido un triunfo así como ganadero y es una satisfacción el poder cooperar en ese espectáculo y ser partícipe de algo grande. Cuando lo vives como torero es la leche y como ganadero también es importante porque sabes que formas parte de ese triunfo».

«Es una corrida pareja y de buenas hechuras. Los toros vienen de buena familia»

Hay 365 días al año pero cuando llega un Dos de mayo Joselito tiene una sensación especial: «Realmente sí, es un día inolvidable. Hoy (por ayer) no es 2 de mayo, pero al llegar a la plaza me ha recordado al tiempo que hacía aquel día del año 96. He revivido ese día, el día más importante de la historia de mi toreo».

Le preguntamos si ha visto y rememorado esa tarde a lo largo de estos años y su respuesta es clara: «No la he visto porque quiero vivir con ese recuerdo de lo que viví interiormente. Cuando toreé la Beneficencia, la primera vez que me encerré aquí con seis toros, lo primero que hice fue verla y no me gustó nada. Aquella sensación tan plena con la que salí de la plaza la emborroné al verla, así que la del 2 de mayo no la he visto. Cuando hacía entrevistas y me ponían imágenes, miraba hacia otro lado».

«A veces, cuando me preguntan por los lotes, yo no digo nada porque prefiero que se equivoquen ellos».

Sobre la terna de este 2 de mayo también tiene su opinión: «Son chavales con muchas condiciones, toreros con muchas cualidades, con un corte distinto y con capacidad por encima de todo. Se tiene que dar una serie de circunstancias muy grandes para que haya un triunfo grande».

Los años pasan y ahora tiene otra perspectivas de las cosas: «Cuando han pasado el reconocimiento y he visto los toros he pensado: qué cojones hay que tener para ponerse con la mano izquierda. No sé, lo he hecho mil veces, no sé si el toro es más grande ahora que cuando yo toreaba, pero me ha parecido tremendo, hay que ser muy valientes. Ellos tienen la moneda y es cuestión de ellos».

Al preguntarle por alguna apuesta en especial, Joselito es sincero como siempre: «Yo soy de los ganaderos que no conocen la ganadería. Siempre te gusta más uno que otro pero como la genética es tan caprichosa es imposible conocerlo. A veces, cuando me preguntan por los lotes, yo no digo nada porque prefiero que se equivoquen ellos».