Fernando Botero, «de torero a torero»
Fernando Botero, «de torero a torero» - Reuters

Santiago Tobón: «Es un honor que Botero venga a las corridas de Medellín»

El empresario del coso colombiano, augura una feria de éxito con la presencia de toreros como Ponce, Castella, Fandiño y Roca Rey

MADRIDActualizado:

A través de las enseñanzas de su tío Joaquín Angulo, Fernando Botero llegó a probar suerte en el toreo, un arte por el que siempre ha sentido admiración y que ha sido fuente de inspiración en muchas de sus famosas obras. Amigo de maestros como Enrique Ponce, el artista ha seguido de cerca la carrera de Juan de Castilla, que tomará la alternativa el próximo sábado en la plaza de Medellín, precisamente de la mano de la figura de Chiva y en presencia de Andrés Roca Rey, la joven revolución del Perú. Con toros de Ernesto Gutiérrez -la divisa predilecta de las figuras allá-, este cartel tiene «un gran tirón en taquilla», según cuenta a ABC el empresario del coso colombiano, Santiago Tobón. «Aunque llevan todas buen ritmo y van bastante igualadas, esta corrida va un poquito más adelantada», dice mientras ultima con esmero cada detalle. «En los últimos tiempos, el número de abonados ha subido de 800 a 1.500», señala orgulloso.

«La gente está muy contenta con carteles que nadie se esperaba, dadas las dificultades que tenemos acá» Santiago Tobón

Satisfecho con una lucha taurina que no es fácil, cuenta que se respira «un ambiente muy bueno y muy bonito; la gente está muy contenta con carteles que nadie se esperaba, dadas las dificultades que tenemos». «Aquí no nos apoya el Gobierno -continúa-, ni la industria, y hay una campaña antitaurina fuerte, pero los carteles son los suficientemente atractivos para que la gente acuda masivamente. Es un lujo tener a Hermoso, Ponce, Castella, Fandiño, Roca Rey... figuras que están en todas la ferias y que han aceptado venir a Medellín en condiciones bastante buenas».

¿Ha sido fácil convencerlos? «Fácil no es nada en la vida, pero también han entendido que era necesaria su presencia para que la Fiesta permanezca y el público pueda disfrutarlos. En todo este trabajo, Fandiño -que se vuelca no solo en la plaza, sino en los actos con los niños, y es muy querido- y su apoderado han sido grandes colaboradores para animar a otros colegas».

Se refiere al gesto de Castella, «un torero queridísimo aquí, pues se entrega muchísimo y ha aceptado torear una encerrona de encastes diferentes, lo que supone un atractivo más».

También se palpa «la ilusión por ver la alternativa de Juan de Castilla, ya que a la gente le agrada tener un matador antioqueño; ojalá triunfe y tenga una carrera fructífera en España». «Además -recalca-, cuenta con un padrino de excepción como Enrique Ponce y un testigo de la talla de Roca Rey». Y otro testigo de lujo: el pintor Fernando Botero, «que estará en los toros, pues ha sido una especie de mecenas de Juan, y es muy importante, además de un honor, que nos honre con su presencia». El empresario augura «un fin de semana de mucha gente»: «También vendrá una delegación importante del Congreso de la República, una peña de Nimes y aficionados de Ecuador y Perú».

Santiago Tobón celebra la reciente vuelta de las corridas de toros a Bogotá y el triunfo de la libertad, aunque lamenta los incidentes ocurridos por los ataques antitaurinos. «Yo estuve allí y fue desagradable. En Medellín tenemos la promesa de las autoridades y la policía de que van a evitar altercados y velarán por la seguridad. Si hay una manifestación, que sea pacífica, a unos 500 metros de la plaza».

Todo está listo para el comienzo de la Feria de Medellín: «Los toreros se entregarán al máximo y confiemos en que los toros embistan para que siga creciendo la afición», abrocha el veterano empresario, con más de 25 años en el coso.