Enrique Peñalosa, durante la ceremonia de investidura el pasado 1 de enero
Enrique Peñalosa, durante la ceremonia de investidura el pasado 1 de enero - EFE

El alcalde de Bogotá acatará la orden de la Corte para que vuelvan los toros

Aunque se muestra contrario a las corridas, Peñalosa cumplirá lo dictaminado por la Corte Constitucional

BOGOTÁActualizado:

Las corridas de toros volverán a Bogotá. Así lo dictaminó la Corte Constitucional y así lo acatará el nuevo alcalde, Enrique Peñalosa.

Según recogen medios colombianos como «El nuevo día», Peñalosa indicó que como mandatario respetará y acatará las órdenes de la Corte Constitucional. También dejó clara su postura: «A mí no me gusta el tema de las corridas y la inmensa mayoría de los bogotanos no quiere que se realice este tipo de espectáculo en la ciudad. Yo seré el primero en salir a marchar de manera respetuosa y democrática para protestar contra el hecho de que se llegue a usar la Santamaría para corridas».

Recordemos que los festejos taurinos fueron prohibidos en Bogotá hace cuatro años por Gustavo Petro. Después de un largo proceso judicial y de la reivindicación de aficionados y profesionales -especialmente de novilleros que lucharon de forma civilizada por su libertad-, la Corte dispuso el recién finalizado año que los toros volvieran a la Santamaría y que las autoridades dispusiesen todo para su regreso.

El economista de centroderecha Enrique Peñalosa juró el pasado 1 de enero como nuevo alcalde de Bogotá, el segundo cargo más influyente de Colombia, con la promesa de liderar un equipo técnico y apolítico tras doce años de administraciones de izquierda. «Todos pueden tener la tranquilidad de que en nuestro Gobierno van a tener un equipo técnico alejado de las mezquindades de la politiquería y con una profunda vocación de servicio», aseguró durante su discurso de investidura.

«Los ciudadanos nos trajeron porque querían cambios en los enfoques, en la manera de gobernar. A todos esos ciudadanos vamos a cumplirles. El principio que nos guiará es el más potente de la democracia, la igualdad de los ciudadanos ante la ley y la prevalencia del interés general sobre el particular», declaró.