El Gobierno reduce un 33% el presupuesto del Teatro Real y del Liceo de Barcelona
La reina, junto a Wert, a su llegada esta tarde al Teatro Real de Madrid - efe

El Gobierno reduce un 33% el presupuesto del Teatro Real y del Liceo de Barcelona

El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, ha asistido a la inauguración de la temporada en Madrid, y ha hablado sobre los recortes programados para 2013 en el área que dirige

madrid Actualizado:

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, ha afirmado hoy que quiere que el Teatro Real «dependa cada vez menos de las aportaciones públicas y sea capaz de generar más suficiencia o autonomía financiera y artística». Wert ha hecho estas declaraciones a su llegada al coliseo para asistir al estreno de su temporada lírica.

Con su presencia en la representación «Boris Godunov», el ministro ha querido mostrar, según un comunicado de su departamento, «el respaldo institucional del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a lo que se está haciendo el Teatro Real». Ayer se conoció que el Real sufrirá un recorte del 33%de la aportación que recibe del Estado, más del doble que el año pasado. No es la única institución que verá las tijeras el próximo año: el Reina Sofia tendrá un 25% menos de presupuesto, el Thyssen, un 33%, y todas las entidades dependientes del INAEM (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música) como el Teatro de la Zarzuela o la Orquesta Nacional de España, también verán disminuidas sus ayudas.

En el caso del Real, el presidente de su patronato, Gregorio Marañón, quiere que la merma de recursos se compense por la vía de nuevos ingresos. En el mismo sentido se ha manifestado hoy el ministro, que ha destacado que el Teatro Real es ejemplo de «vanguardia» y de «proyección internacional». También ha hecho hincapié en que el Real está siendo capaz de superar las dificultades presupuestarias mediante «la optimización de su propio rendimiento comercial, al conseguir unas tasas de ocupación de sus funciones muy altas».

Se ha referido además a «la potenciación de la figura de los patrocinadores, cuyas aportaciones contribuyen significativamente a que esta minoración de la aportación pública no repercuta en la variedad y la calidad de la programación». Por último, ha reconocido que la política de gastos del teatro está siendo «particularmente austera».

El ministro ha añadido que, desde su reapertura hace 15 años, «el Teatro Real se ha convertido en una de las grandes instituciones culturales nacionales», además de «una referencia internacional» y un teatro «con una gran capacidad de producción propia, de vanguardia y con producciones operísticas que luego son exportadas con mucho éxito».