Domingo revive a Rigoletto en Mantua

El tenor debuta el personaje verdiano en una mini-serie, grabada en los lugares originales, que retransmitirá el 4 y 5 en directo La 2 de TVE

MADRID Actualizado:

El incombustible Plácido Domingo vuelve a protagonizar la escena lírica internacional, de la que nunca está ausente. Además de por motivos de salud, un cáncer detectado a tiempo que le mantuvo alejado de los escenarios durante seis semanas, el tenor madrileño fue noticia la pasada temporada por abordar su primer gran papel de barítono con la ópera «Simon Boccanegra», personaje que ha paseado con éxito por Berlín, Nueva York, Milán y Londres, y con el que cosechó récords de aplausos en el Teatro Real el pasado mes de julio.

Ahora acapara la actualidad por interpretar, por primera vez en su carrera, el papel de Rigoletto, con el que se sumerge de nuevo en el registro de barítono. Además de por su presencia, lo excepcional de la representación de esta ópera verdiana es su grabación por parte de la televisión italiana —emisión que será retransmitida en directo a más de 300 países— en los escenarios naturales de Mantua, donde el libretista Francesco Maria Piave reubicó la historia —situada inicialmente por Victor Hugo en Francia— para evitar la censura de las autoridades de Venecia, ciudad donde fue estrenada la ópera en 1851. El encargado de dirigir la filmación es el afamado cineasta Marco Bellocchio («El diablo en el cuerpo», «Vincere»), que contará en la fotografía con el trabajo de Vittorio Storaro, ganador de tres Oscar por «Apocalypse Now», «El último emperador» y «Reds».

Después de meses de trabajo para concretar este gran proyecto, al que Domingo no quiso dar luz verde definitiva hasta no ver cómo reaccionaba el público ante su debut como Simon Boccanegra, según declaraba el tenor a este periódico en una entrevista, finalmente se va a llevar adelante y la retransmisión tendrá lugar los días 4 y 5 de septiembre en tres entregas, y en tres espacios diferentes: el Palazzo Te (I acto), residencia donde el duque de Mantua celebraba sus fiestas, y en el que Giulio Romano pintó el maravilloso fresco «Caída de los gigantes»; el Palazzo Ducale (II acto), residencia principal de los Gonzaga, y, finalmente, en la Roca de Sparafucile, más conocida como la Roca de Rigoletto (III acto), una antigua prisión militar que se encuentra a la entrada de la ciudad de Mantua, cerca del puente de San Giorgio.

De bufón a poeta

En el reparto acompañarán a Domingo el tenor Vittorio Grigolo, en el papel de Duque de Mantua; Julia Novikova, como Gilda; el bajo barítono Ruggero Raimondi (con el que ya colaboró en la «Tosca» grabada en 1992 en Roma), como Sparafucile; y Nino Surguladze. Al frente de la Orquesta Sinfónica de la RAI, que seguirá la representación desde el Teatro Scientifico, un viejo conocido y gran amigo del tenor madrileño, el director Zubin Mehta, que también participó hace dos décadas en «Tosca».

Para Domingo, que estos días también está preparando su debut en el papel de Pablo Neruda en la ópera «Il Postino», cuyo estreno mundial tendrá lugar el 23 de septiembre en la Ópera de Los Ángeles, ésta es la primera vez que aborda el papel de Rigoletto (personaje que la pasada temporda interpretó Leo Nucci en el Real, arrancando el primer «bis» de la historia reciente del teatro). Bufón jorobado al servicio del Duque de Mantua, el argumento gira alrededor de la maldición que le echa el conde Monterone a Rigoletto por burlarse de su deshonra. Ésta le perseguirá durante toda la obra en la persona de su amada hija Gilda y culminará en un dramático final.