Taylor Swift deja caer uno de sus premios en la gala de los Grammy de 2010
Taylor Swift deja caer uno de sus premios en la gala de los Grammy de 2010 - AFP
Música

Taylor Swift cumple 28 entre hits y batacazos

Repasamos los mejores y los peores momentos de la carrera de la artista estadounidense

Actualizado:

12345678910
  1. La revelación de los Grammy 2010

    Debutó en el mercado discográfico en 2006, pero 2010 fue el año de la revelación de Taylor Swift, el de su nacimiento como nueva megaestrella planetaria de la música. Fue entonces cuando arrasó en la gala de los premios Grammy con su segundo álbum, el de la transformación de una artista country en una diva del pop del siglo XXI. «Fearless» se llevó cuatro galardones: Mejor Disco de Country, Disco del Año, y Mejor Canción Country y Mejor Interpretación Vocal Femenina de Country por la canción «White Horse», uno de sus mejores temas según el consenso de sus fans.

  2. El ataque de Kanye West

    Uno de los peores momentos de la carrera de Swift sin duda fue el co-protagonizado por Kanye West en los premios MTV EMAS de 2009. Cuando la cantante ya había subido a recoger su galardón, el rapero le interrumpió, le quitó el micrófono y exclamó que Beyoncé debería haber sido la ganadora. Ni ella misma podía creer lo que estaba viendo.

  3. La venganza

    Kanye West insistió el año pasado en sus ataques a Taylor Swift, con una canción que incluyó en su disco «The life of Pablo». El tema, titulado «Famous», decía lo siguiente: « »I feel like me and Taylor might still have sex/ "Why? I made that bitch famous» («Creo que Taylor y yo deberíamos acostarnos / ¿Por qué? Y0 hice famosa a esa zorra»). Al parecer, West habría pedido permiso a Swift para usar la letra, pero ésta lo negó.

    Así que donde las dan las toman. Poco después, Taylor subió al escenario de la gala de los Grammy y dio un discurso que la mayoría entendió como un alegato feminista. Pero había algo más: un recadito al marido de Kim Kardashian.

  4. Cazada riéndose de Justin Bieber y Selena Gómez

    Otro de los momentos en que Taylor Swift debió desear que se la tragase la tierra, fue cuando comprobó que una cámara le había cazado haciendo un feo gesto al ver cómo se daba un beso la por entonces pareja formada por Justin Bieber y Selena Gomez. Al pasar a su lado en la gala de los premios Billboard de 2013, pudo verse perfectamente cómo saca la lengua diciéndose a sí misma, «¡qué asco!».

  5. Cima creativa

    En el año 2012 Taylor Swift alcanzó su mayor cima creativa hasta la fecha, según los críticos. Aquel año publicó su cuarto álbum, «Red», del que un medio tan exigente como Los Angeles Times dijo que era «un gran disco, lleno de canciones pop bien construidas». En él está, de hecho, la canción más apreciada por muchos de sus colegas de profesión, «All too well».

  6. El fiasco de sus nuevos singles

    La cantante de Wyomissing (Pensilvania) ha lanzado su sexto trabajo «Reputation» hace poco más de un mes, y aunque sus cifras de ventas están siendo millonarias, ha habido un pequeño chasco con los singles. Uno de ellos, «Look what you made me do» (que contienen mensajes subliminales para Kanye West y Kim Kardashian) ha conseguido desbancar por fin a «Despacito» de lo alto del Billboard (algún día tenía que ocurrir), pero ha sido vapuleado por la crítica sin piedad, por «inofensivo» y «mediocre». Otro titulado «Ready for it?» no ha recibido tantos palos, pero con él ha ocurrido algo casi peor: no ha funcionado como se esperaba en las listas de ventas, ni de lejos.

  7. El momento «Friends»

    La serie de televisión «Friends» tiene millones de fans en todo el mundo, pero en Estados Unidos es una institución. Por eso, relacionarse con cualquiera de sus personajes supone una inyección de popularidad extra. Es lo que ocurrió en 2015, durante un concierto en el Staples Centre de Los Angeles. La actriz Lisa Kudrow, que encarna a la espantosa cantautora amateur Phoebe, subió al escenario para interpretar junto a Swift (que demostró tener un gran sentido del humor) uno de los temas que perpetra en la serie, «Smelly Cat», y el vídeo se hizo viral.

  8. La pelea con Katy Perry

    Taylor Swift y Katy Perry habían sido amigas durante años, de hecho llegaron a planear grabar una canción juntas. Pero un hombre se interpuso en su amistad. En 2012, Perry empezó a salir con el cantante John Mayer, que había sido novio de Swift anteriormente. Ahí la cosa se enfrió entre ellas, pero la guerra se desató oficialmente cuando ese mismo año Perry le «robó cuatro bailarines» a Swift. Esos bailarines ya habían trabajado con Perry, y ésta se empeñó en recuperarlos cuando se encontraban trabajando en mitad de una gira de Swift, a quien dejaron colgada. Por eso, muchos creen que partes de la letra de «Look what you made me do» están dirigidas contra su rival morena.

  9. Record en el Billboard

    Taylor Swift ha conquistado los mercados de todo el mundo, incluido el inglés ya que tiene un premio Brit en su haber (el de Artista Internacional Femenina, en 2015). Pero sin duda uno de los logros más importantes en su carrera es el de haberse convertido en la artista con más premios Billboard en la historia de la institución. Ganó los tres primeros en 2011, y su cuenta fue creciendo (en algunas ediciones de forma abultadísima, ya que ganó ocho en 2013 y otros ocho en 2015) hasta que le fue otorgado el último en 2016, con el que suma 21 galardones. Por detrás de ella están verdaderas leyendas como Garth Brooks, Usher, Whitney Houston o Adele.

  10. Liderando la rebelión contra Spotify

    Este no es necesariamente un momento bueno ni malo en la carrera de Swift, pero sí importante, ya que se erigió en líder de una rebelión contra «el trato injusto» que las plataformas de streaming brindan a los autores, con un manifiesto en el que aseguraba que «la piratería, los archivos compartidos y el ''streaming'' han reducido drásticamente los pagos a los músicos». Incluso retiró sus discos de Spotify por un tiempo y anunció que crearía su propio servicio de streaming, pero mientras tanto ha vuelto al redil.