Lynyrd Skynyrd: rock and roll confederado
Lynyrd Skynyrd: conla Confederación a la espalda - ABC
el jukebox de la historia

Lynyrd Skynyrd: rock and roll confederado

Durante medio siglo, el grupo ha pasado por todo, sigue grabando y nadie olvida su «Sweet home Alabama»

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los Lynyrd Skynyrd siempre tuvieron mala fama. Primero, por su impronunciable nombre, derivado de una coña sobre su profesor de gimnasia, Leonard Skinner, un tipo al que no le gustaba que los chavales del instituto en la ciudad de Jacksonville llevaran el pelo largo. Pero, sobre todo, porque el grupo se erigió en la cabeza parlante del Rock and Roll a la Confederada, y que no dudó nunca en usar una bandera sudista como telón de fondo de sus conciertos.

Allá por el año 65, tres adolescentes y guitarristas, Ronnie Van Zant, Allen Collins y Gary Rossington fundaron en esa ciudad de Florida el embrión de lo que pronto sería la banda. Que tuviera en su germen tres poderosísimas guitarras dieron forma al grupo, que bebía a partes iguales de blues bastante pasadote de vueltas y esencias de música country.

Los chicos se tiraron varios años tocando por el Sur de los Estados Unidos, hasta que en 1972 Al Kooper fichó a los Lynyrd para una multinacional tras verlos actuar con su poderío habitual en un local de Atlanta, en Georgia. El primer álbum, del 73, fue «Pronounced Leh-Nerd Skin-Nerd», que ya contenía uno de sus grandes clásicos, «Free Bird», dedicada a Duane Allman, el genial guitarrista y creador de los Allman Brothers, muerto en un accidente cuando viajaba a bordo de su Harley-Davidson, en 1971.

Contra Neil Young

Un año después, llegaba su segundo álbum, «Second Helping», todo un exitazo, que contenía una de las canciones más famosas de la historia del rock and roll, «Sweet Home Alabama», canción con la que contestaban a «Southern Man», de Neil Young, una canción que no trataba muy bien a la gente del sur.

Desde entonces, el grupo no ha dejado de publicar nuevos discos. Es más, hace quince días que han publicado el último: «Last a Dyin’ Beed». Por la banda han pasado cerca de treinta músicos, y nadie puede olvidar que el grupo sufrió un accidente de aviación en octubre del 77 en el que murió el creador del grupo, Ronnie Van Zandt.

Tras diez años sin grabar, otro Van Zandt, Johnny, se hizo cargo del grupo. Sin duda, los Lynyrd Skynyrd han sido uno de los más grandes del rock confederado. Y, de remate, que nadie se olvide de esta versión del «Sweet Home Alabama», la más grande de todas y nacida en Vigo hace ya casi treinta años: «Miña terra galega».