El cantante Luis Fonsi
El cantante Luis Fonsi - Belén Díaz

Luis Fonsi: «No me siento solo en la cima, porque no creo que esté en la cima de nada»

Ayer el cantante recibió un disco de plutonio para celebrar los cuatro mil millones de escuchas en streaming de su tema «Despacito»

MadridActualizado:

Gracias a él o por su culpa, según se mire, este verano pasará «Despacito». La canción que ya reina en los chiringuitos de playa y que ha hecho famoso a Luis Fonsi en todo el planeta (esta vez sí es literal) ha conseguido cifras que ya querrían muchas discográficas lograr con todo su catálogo de grupos. Solo en España es reproducida 600.000 veces al día en Spotify y ha sido número uno en ochenta y nueve países. Ayer, en Madrid, a su autor se le hizo entrega de un disco de plutonio para celebrar los cuatro mil millones de escuchas en streaming. Tras levantar este trofeo llegado del ciberespacio, el cantante puertorriqueño explicó a ABC cómo se vive en lo más alto de la industria con una charla de diez minutitos que pasaron muy, muy rápido.

¿Qué espera de esta gira española? Imagino que tendrá ganas de dar visibilidad al resto de su repertorio.

Además de « Despacito» repasaré toda mi carrera, que abarca diecinueve años. Y también daré alguna «probadita» a alguna canción nueva. Habrá pasado, presente y futuro.

¿Pensaba que ya se merecía este exitazo? ¿O aún sigue digiriéndolo?

Las dos cosas. Tengo los pies en la tierra y le agradezco a Dios este momento, porque es muy difícil lograr un fenómeno mundial. Y a la vez estoy en una nube, como si no me lo pudiera creer de lo rápido que ha pasado todo.

¿Le preocupa haberse puesto un listón insuperable?

No lo pienso de esa manera. «Despacito» ha logrado cosas que ninguna otra canción ha logrado en toda la historia de la música. Que yo haga eso otra vez es muy improbable (risas). Así que no lo enfoco de esa manera. Todo lo que haga de ahora en adelante debo hacerlo sin compararlo con «Despacito», sólo con el propósito de divertir a la gente. Yo no escribí esta canción para romper récords, sino para que le gustara a la gente.

¿Nunca había intentado acercarse a Justin Bieber antes de que él quisiera versionar la canción?

Nunca. Un día recibí una llamada suya por sorpresa. Me dijo que la había escuchado en una discoteca y que la quería grabar.

En ese momento pensaría que iba a pasar algo enorme, ¿no?

En ese primer momento sentí mucha sorpresa y emoción. Le pasé la canción, trabajó con ella y en pocos días teníamos la nueva versión. Y la hizo con mucho respeto.

A todo el mundo le pareció gravísimo que no se supiera la letra en aquella actuación improvisada, pero supongo que usted no le dio importancia.

Claro que no. Yo la grabé hace un mes en portugués, un idioma bastante cercano al castellano. Y si ahora me pides que la cante, me quedaría con esta cara (hace una mueca).

¿En algún momento de esta vorágine se ha sentido solo en la cima?

No, porque no creo que esté en ninguna cima, sólo es un momento hermoso. Y no estoy solo, porque tengo a Erika Ender, a Daddy Yankee, a la discográfica y a muchas otras personas involucradas en este éxito. Otra cosa es que en este oficio no haya momentos de soledad. Los hay, y muy fuertes. Pero eso ya lo sabía antes de todo esto.