David Bowie componía y planeaba grabar otro disco poco antes de su muerte

Una semana antes de su fallecimiento el artista británico llamó a su productor para proponerle grabar otro álbum

CORRESPONSAL EN NUEVA YORKActualizado:

«Blackstar», el disco que David Bowie publicó en su 69 cumpleaños, tres días antes de su muerte, se lee hoy como un epitafio. Sin embargo, el artista británico creía que le quedaba vida suficiente para un disco más. Así lo ha revelado Tony Visconti, el productor de «Blackstar» y de otros álbumes de Bowie desde que empezaron a colaborar en 1969 con «Space Oddity». Según explica a «Rolling Stone» en una entrevista que aparecerá en el próximo número de la revista, Bowie le llamó por videoconferencia una semana antes de su fallecimiento para proponerle hacer un nuevo disco.

Al parecer, había compuesto canciones y quería regresar a los estudios antes de que el cáncer acabara con él. Bowie sabía desde noviembre que la enfermedad se había extendido por todo su cuerpo y que era un paciente terminal. «Yo estaba entusiasmado», confiesa Visconti. «Yo creía, y él también, que le quedaban al menos unos cuantos meses».

Estas revelaciones confirman que a Bowie se le apagaba la vida, pero no su torrente de creatividad. Ivo van Hove, el director de «Lazarus», la obra de teatro musical de Bowie que se representa en Nueva York, también aseguró que el artista se le acercó el día del estreno, el 7 de diciembre, para proponerle llevar a las tablas otra pieza, a pesar de su debilidad física.

Quizá Bowie creía que le quedaba más tiempo, pero lo tenía todo preparado para cuando le sorprendiera la muerte. El músico fue incinerado en secreto poco después de su fallecimiento sin la presencia de familia ni amigos, según ha asegurado una fuente al diario «Daily Mirror». «El quería simplemente desaparecer sin líos, sin un gran espectáculo, sin fanfarrias», sostiene. Se cierran por el momento las especulaciones sobre un posible funeral del artista o algún acto organizado por su familia. «No habrá una ceremonia ni pública ni religiosa, ni un memorial. No habrá nada», insiste.

Ante la ausencia de un tributo formal, los amantes de Bowie se agarran a su obra para homenajearlo. Las ventas de «Blackstar» se han disparado y es probable que lidere la lista de Billboard que se publicará el próximo 30 de enero, mientras que seis de los diez álbumes más descargados en estos momentos en iTunes son del británico. Todas las entradas para las representaciones de «Lazarus» –en escena hasta el 19 de enero– están agotadas. Una persona ofrecía ayer en Internet dos entradas de reventa por 5.000 dólares para esa misma noche.