A la izquierda, Brett Morgen. A la derecha, una imagen de «Montage of Heck», con un jovencísimo Kurt Cobain - ángel de antonio

El camino de Kurt Cobain hacia el suicidio

Brett Morgen dirige «Montage of Heck», el primer documental autorizado sobre el líder de Nirvana

Actualizado:

La primera pregunta obligada a Brett Morgen, director de «Montage of Heck», queda resuelta rápidamente: «Porque ella vino a buscarme para que lo hiciera». Esa es la única razón de que este sea el primer documental al que Courtney Love, la viuda del grunge, da su visto bueno.

Ella y la madre de Cobain siempre han guardado celosamente todos los súper-8, vídeos en VHS, dibujos, diarios, mix-tapes y proto-canciones que conforman el material audiovisual soñado por todo documentalista. Y Morgen, autor de «Crossfire Hurricane» (el filme sobre The Rolling Stones publicado en 2012), ha sido el elegido para abrir su cueva del tesoro.

Love sabía que Morgen no era un fanático de Nirvana, y que seguramente haría un tratamiento más personal, mucho menos esperpéntico que el que rigió documentales como «¿Quién mató a Kurt Cobain?», donde las «conspiranoias» desdibujaban el triste final del mito de manera lamentable. «Ya hay demasiadas películas sobre Kurt y sobre el grupo, pero ninguna ha intentado mostrar al ser humano. Todas se han ceñido a la imagen de la superestrella, o a la del mártir del rock», explicó Morgen a ABC ayer durante su visita promocional a Madrid.

«En este caso, lo que he tratado de hacer es mostrar toda la vida de Kurt en imágenes que hablan por sí solas. Imágenes que, por separado, probablemente parezca que no dicen demasiado, pero que unidas con un sentido cinemático hacen que no quede ni una sola pregunta por responder. De hecho, si Kurt viviera y me diesen la posibilidad de preguntarle algo para el documental, no lo haría. Seguramente sus respuestas jamás alcanzarían el nivel de honestidad que mostraba frente a sus seres queridos».

La hija, productora ejecutiva

El documental, que se estrenará el próximo 23 de abril en cines de toda España, ha sido producido por Frances Bean Cobain, la hija que la pareja tuvo en 1992 en medio de una terrible tormenta mediática que ofreció titulares como «La niña que nació yonki». Love no dejó de consumir drogas durante el embarazo, y por eso «Kurt sintió un enorme alivio cuando vio que su bebé estaba bien», dice Morgen.

«A lo largo de mis larguísimas sesiones de visionado de vídeos, hubo algo que me sorprendió mucho, y es lo buen padre que era, lo muchísimo que quería a Frances». Por eso, le pareció una idea estupenda contar con ella como «jefa» financiera del proyecto. «Ella sólo me pidió una cosa: que el documental no fuera sobre Nirvana, ni sobre la muerte de su padre, sino sobre su vida. Quería recuperar algo del padre que no pudo disfrutar».