Demis Roussos, en una imagen de archivo
Demis Roussos, en una imagen de archivo - AFP

Muere el cantante griego Demis Roussos

El artista ha fallecido a los 68 años, tras una larga y exitosa carrera

Actualizado:

El cantante griego Demis Roussos ha fallecido este fin de semana a los 68 años en un hospital de Atenas, según ha confirmado su hija a «Le Figaro» y fuentes hospitalarias citadas por AFP.

La noticia del deceso ha sido también comunicada a través de Twitter por el periodisra griego Nikos Aliaga:

Por su parte, la cantante griega Nana Mouskouri reconoció encontrarse «muy emocionada» por el fallecimiento de Roussos, de quien aseguró ser una gran amiga, en declaraciones a la televisión francesa BFMTV.

Según los medios franceses, citados por Efe, la familia del músico ha preferido esperar hasta hoy para dar a conocer la noticia de forma que esta no coincidiera con la histórica jornada electoral vivida ayer en Grecia, en la que Syriza se hizo con una amplia mayoría.

Nacido en Alejandría (Egipto) en 1946 en una familia griega de confesión ortodoxa, Artemios Ventouris Roussos regresó a tierras helenas a los 12 años y se inició en el mundo de la música en los años sesenta, primero como humilde trompetista de bar, después en un conjunto y finalmente en solitario, con gran éxito en la década de 1980.

Roussos, que labró gran parte de su popularidad en Francia, formó parte de Aphrodite's Child, como bajista y cantante en temas como «Rain and Tears», compuesto por Vangelis. Tras la disolución de la banda en 1971, lanzó su carrera como solista, consagrándose en 1973 con el disco «Forever and Ever» y convirtiéndose diez años más tarde en una estrella internacional con unos 60 millones de discos vendidos en todo el mundo.

El artista, al que físicamente se recordará por sus formas orondas y su barba y melena blanca, colocó su voz suave y melódica al servicio del amor, con canciones como «Quand je t'aime», «Mourir auprès de son amour» o «Loin des yeux loin du coeur».

Publicó cerca de treinta álbumes a lo largo de su carrera, con canciones en griego, francés, alemán, inglés o español. El último de ellos llegó a las tiendas en 2009, cuando el músico tenía 63 años. Había decidido alejarse de la música y de los escenarios y regresar a vivir en Grecia.