Louis Armstrong, fotografiado después de salir, en 1922, de Nueva Orleans. Se desconoce la fecha de la imagen
Louis Armstrong, fotografiado después de salir, en 1922, de Nueva Orleans. Se desconoce la fecha de la imagen - Biblioteca Digital de Louisiana

Louis Armstrong, un talento nacido entre rejas

Nuevos documentos desvelan que el músico pasó varias veces por el correccional, donde aprendió a tocar la trompeta

Actualizado:

Cuando parecía que se había contado todo sobre la biografía de Louis Armstrong (1901-1971), nuevos documentos arrojan algo más de luz sobre la infancia del músico que marcó el jazz y que convirtió a Nueva Orleans en ciudad de peregrinación. Fue en ella donde Armstrong vería la luz el4 de agosto de 1901 (aunque el músico insistió en muchsa ocasiones que había sido el 4 de julio), en un barrio marginal. Hijo de William Armstrong y Mary «Mayann» Albert, su padre pronto les abandonó. Su madre, que ejercía la prostitución, le dejaría en numerosas ocasiones tanto a él como a su hermana Beatrice al cuidado de la abuela Josephine, que había sido esclava y fue liberada tras la guerra civil.

Mientras estudiaba en la Fisk School for Boys, el pequeño Louis procuraba encontrar maneras de contribuir económicamente en casa, como vender chatarra o revender comida. Su vida transcurría más tiempo en la calle que al calor del hogar, lo que no tardó en traerle problemas en una ciudad donde las desigualdades sociales y raciales podían marcar su futuro.

La Historia de la Música señala ya hace tiempo como un día especial el 31 de diciembre de 1912. Ese día Armstrong fue detenido por la Policía por disparar, durante las celebraciones, una pistola. Su destino fue el correcional Colored Waifs Home, donde su vida dio un giro importante. Allí fue donde Peter Davis, el fundador de la banda de música de la institución, enseñaría al adolescente a tocar la trompeta. Un año y medio después, Armstrong saldría dispuesto a comerse el mundo.

Problemas con la ley

Sin embargo, este no fue el primer encontronazo con la ley del chico negro marginal que después llegaría a convertirse en una leyenda. Según unos documentos encontrados recientemente, el historial delictivo se remontaría a 1910, cuando fue detenido por la policía, junto a otros cinco chicos, durante una redada a una farmacia en la que se traficaba con cocaína. ¿El motivo de la detención? «Ser personajes peligrosos y sospechosos», según una información aparecida al día siguiente en el diario «Picayune».

«Los detectives Charles Mellen, William Kennedy, John Dantonio y Patrolman Anthony Sabrier arrestaron a Henry Smith, de Lafayette y Fulton; James Kent, de 338 Saratoga Street; Archie Anderson, de 631 Dryades Street; Willie Telfry, de 416 S. Franklin Street; Louis Armstrong, de Perdido, entre Liberty y Franklin Streets; y Eddie Moore, de Liberty, entre Gravier and Perdido Streets», decía la nota que recogía esta semana el diario «The Times-Picayune».

Con solo 9 años, Armstrong fue a parar al Colored Waifs Home, una casa entre correcional y hogar de acogida para chicos con problemas. Este dato era hasta ahora desconocido, pues el propio trompetista, en su biografía «Satchmo: Mi vida en Nueva Orleans» se refiere a su ingreso en el correccional en 1913 como algo nuevo. «No tenía ni idea de lo que era Waifs Home», asegura a pesar de haber pasado por él tres años antes. Esta detención en 1910 viene a alumbrar una incógnica que ha perseguido a los biógrafos del músico: la frase que apareció en el diario «The New Orleans Times-Democrat» el 2 de enero de 1913, que afirmaba que Armstrong había sido enviado a la Waifs Home como «un viejo delicuente».

Alegaciones de la defensa

El responsable de haber encontrado estas nuevas pistas sobre la infancia de Armstrong es Allen Kimble, quien estuvo casado con Sylvia Washington, nieta de Joseph Jones, quien junto a su esposa Manuela dirigió el Colored Waifs Home. Ambos se convertirían en una especie de padres de acogida para el muchacho. Conocedor de esta relación, Kimble rebuscó en la biblioteca de Joseph esperando encontrar documentos que mencionaran algo relacionado con Armstrong. Y encontró un material que ha guardado durante años a la espera de que alguien se interesara por él.

Algo que sucedió al ponerse en contacto con James Karst, columnista del diario «The Times-Picayune». Él ha sido el encargado de dar a conocer parte del material encontrado, como el registro o censo de los jóvenes que vivían en la Waifs Home, así como datos de la detención de Armstrong, y la alegaciones de los abogados defensores que calificaron de inconstitucional los cargos. Unos cargos resultado de una ordenanza municipal de 1902 que buscaba «castigar vagabundos, personas peligrosas y sospechosas, ladrones, jugadores, proxenetas, revendedores, farsantes, carteristas» y las personas que los protegían.

Estos datos configuran un poco mejor la infancia de Armstrong, aunque su ingreso en 1910 en la Waifs Home no sería determinante en ese momento, pues todavía no había llegado a la institución el hombre que marcaría su vida, Peter Davis.