El Real cierra el conflicto con Mortier nombrándole Consejero Artístico
Joan Matabosch, hoy en el Teatro Real - javier del real

El Real cierra el conflicto con Mortier nombrándole Consejero Artístico

Colaborará con Joan Matabosch, que hoy ha sido presentado oficialmente, quien desarrollará un modelo de continuidad respecto al proyecto del director belga

Actualizado:

Aunque la convocatoria de rueda de prensa del Teatro Real esta mañana tenía como eje central la presentación oficial de su nuevo director artístico, Joan Matabosch, lo que el auditorio realmente esperaba era la confirmación o no de si el coliseo madrileño había llegado a un acuerdo finalmente con Gerard Mortier tras su cese fulminante hace unos días después del nombramiento del director catalán.

El presidente de la Fundación Teatro Real, Gregorio Marañon, fue el encargado de desvelar la incógnita anunciando el nombramiento de Mortier como Consejero Artístico del teatro, en lo que supone un cargo de nueva creación, sin fecha clara de finalización -“está abierta y dependerá de la situación de Mortier”-, y con unos emolumentos que, según aseguraron tanto él como el director general, Ignacio García Belenguer, han sido “muy medidos y no han encarecido la cuenta de resultados” del Real.

De esta manera se cierra un proceso de selección ensombrecido por la enfermedad del director belga -padece un cáncer del que ha sido operado hace unos meses- y el intercambio de declaraciones, de manera pública, entre los responsables del Real y Mortier, ausente en todo momento por encontrarse en Alemania siguiendo un tratamiento.

«No voy a entrar como un tanque»

Por otra parte, el encuentro con la prensa ha servido para que Matabosch explicará cuáles iban a ser sus líneas generales de trabajo en los próximos años (su contrato es por seis, que comenzarán a contar a partir del 1 de enero de 2014), y que afectará de manera parcial la temporada 2014-15 en la que hay bastantes compromisos cerrados por Mortier.

Matabosch, que subrayó que no iba a entrar en el Real ”como un tanque” para destruir lo hecho por Mortier, se centro en tres puntos que no suponen un cambio de objetivos del Real, “mi modelo es dar continuidad al proyecto de Mortier”, sino una serie de matices. Unos puntos encabezados por su intención de ampliar el repertorio, “hacia los grandes títulos del siglo XX y con una mirada renovada hacia las obras del pasado”.

También se ha referido a la “ampliación del abanico de directores de escena, que tengan su propia mirada”, lo que no supone que prescinda de algunos de los que Mortier ha traido al teatro madrileño. El objetivo es lograr “una estética más contrastada, pero sin concesiones, con una dramaturgia que exprima el sentido de la obra”, ha explicado el director catalán que, como Mortier, desecha el mero entretenimiento y considera el arte un instrumento de reflexión sobre la condición humana.

Otra de las prioridades de Matabosch es el incremento de la presencia de voces de nivel internacional, “fundamental para que el público conecte con las propuestas artísticas”, así como potenciar la excelencia de los colectivos del Real. “Tal vez nombremos un director musical para lo que habrá un proceso de selección”. Un aspecto que de momento no es prioritario para el nuevo director artístico.

Preguntado sobre si la ampliación de voces incluía contratar a los cantantes españoles (bastante marginados en la etapa Mortier), Matabosch afirmó que sí.: “Uno de los deberes del Real es promover a los cantantes españoles. Y, por supuesto, que contaremos con los cantantes españoles... de nivel internacional”, matizó.

Relación con el Liceo

En cuanto a su relación con el Liceo -del que ha sido director artístico durante 15 años-, su contrato concluye el 31 de diciembre de 2013, aunque seguirá durante toda la temporada colaborando con el teatro barcelonés hasta que encuentre un sustituto, “que lo normal es que comience a trabajar en septiembre de 2014”, puntualizó el director catalán, quien aseguró que él no iba a participar en el proceso de selección del nuevo director artístico.

“El que se va no interviene en la elección de su sustituto”. Afirmación que provocó más de una sonrisa entre los periodistas presentes al contrastar con la actitud de su antecesor en Madrid, Gerard Mortier, quien presentó su propia lista de candidatos para relevarle, por lo que Marañón entró al quite para subrayar que el nuevo director artístico del Real “ha sido elegido solo por sus órganos de gobierno”.