Ana Martín Gaite, hermana de la escritora Carmen Martín Gaite - EFE

Martín Gaite: «Hoy quiero escribir raro»

Hoy se ha presentado el tercer volumen de las Obras Completas de la escritora, que contiene la narrativa breve, la poesía y el teatro

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Carmen Martín Gaite construía personajes de carne y hueso, no arquetipos. Jamás renunció al arte; era una mujer «caótica, pero muy disciplinada», la dibuja su hermana del alma, Ana María. Le atraía el riesgo, el caos frente al orden. Se asomó varias veces al precipicio, pero no se lanzó. «Por respeto al lector y a sí misma», apunta el compilador de sus obras completas, José Teruel, que hoy ha presentado, junto a Ana María, el tercer volumen: «Narrativa breve, poesía y teatro», editado por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores. Engloba «El libro de la fiebre», rescatado en 2007, pero redactado en 1949, y la recopilación de «Cuentos completos» editada desde 1978 y según el orden temático que la autora estableció: desde los cuentos «de la rutina» a aquellos en los que predomina «una especie de alegato contra la injusticia social».

«Hoy quiero escribir raro», advertía, y lo raro era escribir. Antes de morir, le preguntó a su hermana: «¿Qué hago con el legado de la memoria?. ¡El tiempo se nos va!...», reveló Ana María. «Por eso me extraña cómo la gente pierde el tiempo, cómo se le escapa». Incluyen estas Obras Completas un cuento inédito de Carmen Martín Gaite, «El padre de Odilo», primera prefiguración de «Las ataduras», que tuvo dos redacciones; José Teruel, que no es partidario de publicar inéditos «porque sí», lo ha incluido por el carácter que tiene de prefigurador de «Las ataduras». Ana María zanja: «Ya se ha publicado todo lo que se tenía que publicar de Carmen», una autora que tendía a lo maravilloso y sobrenatural.

Temas fundamentales

A Martín Gaite le extrañaba «cómo la gente pierde el tiempo, cómo se le escapa»

«Más que hablar de sí misma, ella habla del mundo que le rodea», apunta Teruel. El tema de la rutina, el de la oposición entre pueblo y ciudad, el de las primeras decepciones infantiles, el de la incomunicación, el del desacuerdo entre lo que se hace y lo que se sueña, el del miedo a la libertad... temas fundamentales que van casi siempre combinados en la mayor parte de los relatos de Carmen Martín Gaite, publicados entre 1950 y 60.

Todos ellos remiten al eterno problema del sufrimiento humano, despedazado y perdido en el seno de una sociedad que le es hostil y en la que hombre y mujer se ven obligados a insertarse.

Sobre su poesía, Carmen Martín Gaite participa de las propuestas de su generación -como el poema romántico-, desde un lenguaje narrativo. El volumen reúne «Después de todo. Poesía a rachas» (1993), y poemas desde «La barca nevada» (1947) a «Tres eran tres» y «Hace tanto tiempo» (Poemas, 2001). El tomo se completa con sus dos obras teatrales: «La hermana pequeña» (escrita en 1959 y estrenada cuarenta años más tarde) y «A palo seco» (1987).