Un joven lector de ABC descubre cómo la quinta entrega de Harry Potter se vendía ayer en Madrid pese al embargo

MADRID. J. B. / A. A./
Actualizado:

La llamada de un jovencísimo lector de diez años, Pablo, alertó ayer a ABC sobre la posibilidad de que el libro más esperado de la saga de Harry Potter se estuviera vendiendo ya en Madrid.

-«¿Tío, sabes lo que me han comprado? ¡¡El libro de Harry Potter!!»

-«¿Cuál? ¿el nuevo? ¿no puede ser? Pero ¡¡si se pone a la venta oficialmente el sábado!!»

-«¡¡Pues sí -responde el jovencísimo informador de ABC desde una librería madrileña-. Lo he visto en el escaparate de la librería, hemos entrado y mis padres me lo ha comprado!! ¡¡Es «Harry Potter y la Orden del Fénix»!!

Al adquirir el libro, al filo de las seis de la tarde de ayer, Pablo se convertía, tal vez, en el primer lector del mundo de habla española que tiene entre sus manos la quinta entrega de Harry Potter, dos días antes de que se ponga a la venta en todas las librerías de Iberoamérica y España. La obra ha levantado pasiones y pulsiones desde que apareciera en Londres en junio de 2003. Ha desatado incluso páginas web piratas, con traducciones «libres», pero que fueron cerradas a cal y canto nada más saberlo la editorial.

Salamandra, que posee los derechos de Harry Potter para el mundo hispano, anuncia que lanzará más de un millón de ejemplares (todos impresos en España) de «Harry Potter y la Orden del Fénix» mañana sábado, a las diez de la mañana, en toda Iberoamérica, Estados Unidos y España (donde se distribuirán 500.000 ejemplares de ese millón). Ampuries ofrecerá la versión en catalán.

Habrá tres versiones diferentes de la traducción: una para España, otra para los países del Cono Sur (Argentina, Chile y Uruguay) y una tercera para el resto de América Latina y Estados Unidos. La editorial también anunciaba que no revelaría ningún detalle sobre la portada (que los lectores de ABC conocen ya de primera mano) ni sobre el contenido del libro. Incluso había pedido a impresores, encuadernadores y distribuidores la máxima discreción. Tan sólo adelantaban que el volumen se compone de 896 páginas y que su autora, Joanne Kathleen Rowling (premio Príncipe de Asturias de la Concordia) lloró tras la muerte de uno de sus personajes principales. La Rowling, según ha sabido ABC, se encuentra encerrada en un castillo escocés escribiendo el sexto Harry Potter. El quinto ya es historia en España.