libros de vino y rosas

«Drácula. Un monstruo sin reflejo»

Varios autores. Ed. Reino de Cordelia. 192 páginas. 22,95 €.

madrid Actualizado:

Días de ánimas y difuntos, de muertos que van y vienen, de convidados de pedir. Noches de pavor, madrugadas de terror, camposantos que se ponen en pie... qué mejor semana para hablar y escribir de un tipo que no se veía en los espejos, sí, el mismísimo conde Drácula, los colmillos más afilados de la literatura mundial al que diera vida (aunque fuera de ultratumba) Bram Stoker, de cuya muerte se cumplieron el pasado mes de abril cien años, uno detrás de otro.

Stoker fue un tipo curioso, experto matemático, poderoso atleta, hombre de teatro, viajero (conoció en Estados Unidos a Walt Whitman y Mark Twain) y por hacer, hasta se casó con Florence Balcombe, que antes fuera novia de su amigo y paisano (irlandeses de pro) Óscar Wilde, como también fueron amigos o por lo menos conocidos suyos Conan Doyle, H. G. Wells, Kipling, así que imagínense sus tertulias ante una taza de té y unas pastas victorianas.

reino de cordelia
reino de cordelia

Bien, pero el personaje que nos ocupa es su criatura abismal, los ajos, las estacas y las cruces. Nos ocupa el conde chupasangre, el sorbeplasmas, el tal Drácula, nacido en Transilvania aunque sus raíces, más bien podridas, se hundan en los recuerdos telúricos de la raza humana.

Vampiro, terrorífico noble, es el protagonista de «Drácula. Un monstruo sin reflejo», un libro en el que varios expertos escriben sobre el monstruo y su creador.

Por orden de aparición, como en cualquier película draculoniana, los autores y sus «dentelladas» son los siguientes: Jesús Egido («Cien años sin Bram Stoker»); Óscar Palmer («El padre del vampiro»); Luis Alberto de Cuenca («Drácula, historia de una novela»); Jesús Palacios («El vampiro cañí»); Javier Alcázar («Víctimas de sangre. Un repaso a los cómics de vampiros»); José Luis Castro de Paz («Las formas de Drácula entre las sombras del cinematógrafo»); y Emma Cohen («Los vampiros del cine español»).

El primer vampiro español

Por si esto fuera poco, el volumen incluye la precuela de Drácula, también de Stoker, el cuento titulado «El invitado de Drácula», y un relato llamado «Vampiro» que es, nada más y nada menos, que la doña, doñísima, Emilia Pardo Bazán, y que es muy probablemente la primera narración española sobre el Conde de las Tinieblas.

El libro está fantásticamente ilustrado por nombres como Toño Benavides, Fernando Fernández, Ana Juan, Luis Scafatti, Enric Torres y Fernando Vicente, además de los fotógrafos Antonio Piedra y Begoña Bah.

Léanlo, pero con cuidado, que no ande lejos de ustedes una buena ristra de ajos.