Houellebecq, en su última visita promocional a España
Houellebecq, en su última visita promocional a España - abc

Houellebecq pone un presidente musulmán al frente de Francia

El próximo 7 de enero saldrá a la venta su nueva novela, «Sumisión», un libro que parece escrito para levantar polémicas

Actualizado:

Los Reyes traerán a Francia un presidente de la República musulmán, gracias a una «gran coalición» formada por el PS de François Hollande y la UMP de Nicolas Sarkozy, que prefieren la religión musulmana al Frente Nacional (FN, extrema derecha) de Jean-Marie y Marine Le Pen. Ese «regalo» de Reyes es una novela de «política ficción» escrita por Michel Houellebecqque será lanzada con muchos fuegos de artificios publicitarios el próximo 7 de enero.

El editor de esa novela, «Sumisión», ha comenzado a presentarla como una «bomba». Quienes han leído el libro son mucho menos entusiastas y oscilan entre «un bodrio panfletario» y «una cosa con mucha podredumbre moral y algunas páginas que rozan la pedofilia, lanzada como algo escandaloso para ganar un muy buen dinero».

El «escándalo», con muchas dosis de sexo de albañal, turismos sexuales con dosis de pedofilia y «crítica del liberalismo», ya está muy presente en casi todos los libros de Houellebecq, gran director de orquesta de su propia promoción, a golpe de declaraciones para todos los gustos.

«¿El islam? La religión más gilipollas del mundo», puede afirmar el escritor para cultivar a su clientela antimusulmana. «¿El liberalismo? Favorece el turismo y la soledad sexual, muy masturbatoria», puede agregar, si decide dirigirse a una clientela de «izquierdas», sin olvidar a las clientelas de «derechas» lanzando alguna pulla contra las «gilipolleces de los izquierdistas».

Tras esa historia personal, «Sumisión» parece ser un nuevo cóctel, concebido, realizado, lanzado y promocionado con las salsas más «picantes» de la actualidad francesa.

Provocación populista

Houellebecq sitúa su nuevo «relato» hacia el 2022, «al final del segundo mandato presidencial de François Hollande». El novelista da por supuesto que Hollande (con un 80% de opiniones negativas, hoy) será reelegido presidente el 2017. Para esas fechas, Houellebecq «pronostica» que el socialismo de Hollande y la derecha de Sarkozy «estarán hechos polvo». Y anuncia un duelo presidencial entre Marine Le Pen y Mohammed Ben Abbes, un imaginario francés musulmán.

Ante ese dilema, Houellebecq «pronostica» que Hollande, Sarkozy y François Bayrou (líder centrista) decidirán crear un «frente común» para evitar que Marine Le Pen sea elegida presidenta de Francia.

A cambio, el nuevo presidente de Francia, un musulmán, elegirá primer ministro a Bayrou, que sigue encarnando un centrismo de origen demócrata-cristiano. A juicio de Houellebecq, un católico como Bayrou (discípulo de Valery Giscard d’Estaing) «se entenderá muy bien» con un musulmán...

En el terreno de la «ficción política» esa trama oscila entre lo delirante, el esperpento y el populismo sin escrúpulos, con páginas de un «erotismo tórrido» entre un profesor y jovencitas menores de edad.

Entre quienes han leído el libro, nadie habla de «literatura» ni zarandajas de ese tipo. Lo que comienza a vender, antes siquiera del lanzamiento, es la provocación populista con mucha salsa de carne humana, troceada y desnuda, maquillada con ketchup. La cosa se presenta, antes de Navidad, como «la gran novedad de Reyes».