Gonzalo Torné publica su nueva novela, «Divorcio en el aire»
El escritor Gonzalo Torné - efe

Gonzalo Torné publica su nueva novela, «Divorcio en el aire»

El escritor catalán presenta su nueva obra publicada por la editorial Mondadori

Actualizado:

Tras lograr un gran reconocimiento de la crítica por su anterior novela, «Hilos de sangre», lo nuevo de Gonzalo Torné se esperaba con gran expectación. «Divorcio en el aire» ( Mondadori) cuenta la historia de Joan-Marc, el puntal de una familia desestructurada que ve cómo el cómodo mundo en el que ha vivido siempre se desmorona sin remedio mientras su pasado vuelve a él. «Toda la novela, desde la primera página hasta el final, es una negación del pasado», cuenta Torné. «Él no esperaba que su familia se fuera a pique. Es algo que puede pasarle a cualquier persona, no es una víctima de su forma de ser».

El protagonista, un hombre en plena crisis de los cuarenta, trata de arreglar su matrimonio, pero su personalidad, machista y homófoba, y los problemas de salud le dejan al borde del abismo. «He intentado despertar en el lector una cierta empatía, porque lo que Joan-Marc padece sí que es universal. Uno no va a tener esas ideas tan retrógadas que él tiene, pero lo que sí puede experimentar es esa separación con la vida, con lo que va dejando atrás. Supongo que debe de ser terrorífico el momento en que te ves al borde del precipicio, con setenta u ochenta años».

La novela plantea una serie de prejuicios, algunos de ellos divertidos, como la polaridad que hay entre Madrid y Barcelona, y juega con ellos: «No trato de provocar al lector, sino de ponerle incómodo y escandalizarle. Muchos escritores nos centramos en vidas parecidas a las nuestras, y por eso esta novela intenta centrar el foco en otras que no acostumbramos a examinar».

El escritor catalán llegó a ganar el premio Jaén de novela con «Hilos de sangre», situándole en el primer plano de la novela actual. «Creo que después de unos años en los que la literatura se ha dedicado a hacer malabares consigo misma, hay un deseo de contar la realidad y de hacer novela política. No creo que por oportunismo, sino para dejar testimonio», explica Torné. «Pero no creo que se esté haciendo novela política, sino que se está escribiendo más sobre las causas personales en la crisis, como puede ser la historia de alguien que perdió su casa o su trabajo, lo que no deja de ser novela sentimental y costumbrista».