Tom Hardy, protagonista de «Mad Max: furia en la carretera»
Tom Hardy, protagonista de «Mad Max: furia en la carretera» - Jasin Boland

«Mad Max: furia en la carretera», elegida mejor película del año por la National Board of Review

Ridley Scott y Matt Damon se alzaron con los galardones a mejor director y mejor actor por «Marte»

madridActualizado:

El pistoletazo de salida para la carrera de los Oscar ya está dado de forma oficial. Y como todos los años, ha sido la National Board of Review, la más decana, la encargada de hacerlo con su lista de galardones. Para este pretigioso centenar de miembros que vive en la ciudad de Nueva York, la mejor película del año es «Mad Max: furia en la carretera», la cinta con la que el director George Miller prosigue con la saga apocalíptica que ya le encumbró en 1979. Los premios se entregarán en una gala el próximo 5 de enero.

La veterana asociación, fundada en 1908 y que agrupa a cineastas, académicos y profesionales de la industria, eligió como mejor director al veterano Ridley Scott por otra película ambientada en el futuro: «Marte». Y es precisamente el protagonista de este filme, Matt Damon, quien ha ganado el galardón al mejor actor. El ingenio y humor que este ha aportado al personaje de Mark Watney, empeñado en sobrevivir en el planeta rojo, le han hecho acreedor del galardón.

Drew Goddard, guionista de «Marte» recogerá el premio al mejor guión adaptado y convertía esta película de ciencia-ficción en una de las cintas del año según esta asociación.

El premio a la mejor actriz recayó de forma sorprendente en las manos de Brie Larson, una actriz y cantante poco conocida en el mundo del cine, pero que da la campanada en «Room», una película canadiense-irlandesa dirigida por Lenny Abrahamson.

Premios a la veteranía

No menos sorprendentes han sido las estatuillas correspondientes al mejor actor y actriz de reparto. Dos veteranos de la talla de Sylvester Stallone, por «Creed» y Jennifer Jason Leigh, por «The Hateful Eight» se alzaron con los galardones. Stallone vuelve a dar una vuelta de rosca a su avezado Rocky Balboa, mientras que Jason Leigh prosigue en la última película de Quentin Tarantino una de las carreras más interesantes del Hollywood de los últimos 30 años. El propio Quentin Tarantino recogía, asimismo, el premio al mejor guión original.

La elección de «El hijo de Saúl» como mejor película de habla no inglesa pone en órbita el cine húngaro

Menos sorprendente ha sido que «Inside Out» («Del revés») fuese reconocida como la mejor película de animación y muy pocos dudan que acabará llevándose el Oscar a sus vitrinas.

Abrahan Attah y Jacob Tremblay por «Beasts of No Nation» y «Room», respectivamente, vieron premiados sus trabajos como mejores actores noveles. Como mejor director novel, el elegido fue Jonas Carpignano por «Mediterránea».

«El hijo de Saúl», la película dirigida por László Nemes que ganó el Gran Prix en la última edición del Festival de Cine de Cannes, triunfó como mejor película de habla no inglesa y vuelve a poner en órbita la calidad de la cinematografía húngara. Finalmente, «Amy», sobre la fallecida cantante Amy Winehouse, se anotó el premio al mejor documental.

A destacar que el año pasado, la National Board of Review eligió «El año más violento» como la mejor película del año, pero la película dirigida por J. C Chandor no obtuvo ni una sola nominación.