Daniel Barenboim, candidato al Nobel de la Paz 2011
El pianista y director de orquesta, Daniel Barenboim

Daniel Barenboim, candidato al Nobel de la Paz 2011

Su Orquesta del Divan Este-Oeste está formada por músicos israelíes, palestinos y árabes de otros países

MADRID Actualizado:

El pianista y director de orquesta Daniel Barenboim cree en la convivencia pacífica entre los pueblos del mundo. Nació en Argentina en 1942 en una familia judía de origen ruso. Emigró con su familia a Israel con 10 años. Dos años después, se marchó a Austria para continuar su carrera musical. Continuó sus estudios en Francia, y, ahora, vive con su segunda mujer en Alemania. Tiene la nacionalidad española. Y es la única persona del mundo que tiene la ciudadanía israelí y palestina.

Convivencia pacífica en Oriente Próximo

A través de la música, Daniel Barenboim trata de fomentar el diálogo intercultural. En concreto, entre Israel y Palestina. El director creó en 1999, junto con el intelectual palestino ya fallecido Edward Said, la orquesta West-Eastern Divan (La Orquesta del Divan Este-Oeste). Esta iniciativa trata de reunir jóvenes músicos talentosos de Israel, Palestina y otros países árabes con el objetivo de difundir la convivencia y el diálogo entre estas culturas. La orquesta se estableció en Sevilla, en 2002, gracias al apoyo institucional y financiero de la Junta de Andalucía. Ahora, cuenta con 22 españoles.

«Esta orquesta lleva el mensaje de que tenemos que acostumbrarnos a vivir juntos. Este maldito conflicto no es ni militar ni político. Es un conflicto humano de dos pueblos que están profundamente convencidos de tener el derecho de vivir en el mismo pequeño pedazo de tierra. Es muy difícil resolverlo», dijo Barenboim el año pasado en Argentina.

Cuando recibió la ciudadanía palestina, después de dar un concierto en Cisjordania, el mundo le miró atentamente: «Vivir juntos puede ser una bendición o una maldición. Yo prefiero lo primero. El hecho de que a un ciudadano israelí le concedan un pasaporte palestino puede ser una señal de que realmente es posible", afirmó entonces.

«El acto será conducido por Isay Klasee (editor), promotor de la idea. Harán uso de la palabra representantes de diversas instituciones culturales del país», dijo la Academia en su página web.desde el final de la guerra en 1953.

La llamada «Zona Desmilitarizada» esta vigilada a ambos lados por las fuerzas militares de ambos países. El director no siente nervios por coger su batuta en una zona de alta tensión bélica. Van a interpretar la Sinfonía número 9 de Ludwing van Beethoven. Barenboim quiere demostrar, una vez más, que «la música hace el diálogo más sencillo».