«La destrucción de Pompeya y Herculano», de John Martin (1822)
«La destrucción de Pompeya y Herculano», de John Martin (1822) - Tate, Londres

No todos murieron en Pompeya: identifican a los supervivientes del Vesubio

El arqueólogo e historiador Steven Tuck ha logrado rastrear los destinos de algunos de los romanos que lograron escapar de la mítica erupción

Actualizado:

Pompeya es una tragedia congelada en el tiempo. Los restos de la antigua ciudad romana, conservados gracias a la lava que la destruyó, nos muestran cómo fenecieron sus ciudadanos. Pero no todos murieron allí. Algunos escaparon, y ahora tenemos nuevas evidencias de dónde se refugiaron.

El arqueólogo e historiador Steven Tuck, de la Universidad de Miami, lo explica en un artículo que se va a publicar en el nuevo número de «Analecta Romana», y cuyo contenido ha avanzado « Forbes».

Este investigador ha rastreado los nombres conocidos de ciudadanos de Pompeya y Herculano en otras ciudades que no sufrieron el Vesubio. Su objetivo, ha explicado, era «sacar conclusiones sobre quién sobrevivió a la erupción, dónde se trasladaron, por qué fueron a ciertas comunidades y qué nos dice este patrón sobre cómo funcionaba socialmente el antiguo mundo romano económica y políticamente».

Para identificar a los refugiados, Tuck ha recurrido a las lápidas o a las inscripciones en los lugares. Así, ha descubierto el destino de individuos como Marcus Caninius Botrio, cuyo nombre está grabado en el Álbum de Herculano. Él, que vivía en Herculano, sobrevivió a la catástrofe y se refugió en Neapolis, donde murió, tal y como atestigua la inscripción de su tumba.

La investigación de Tuck ha demostrado que es posible rastrear a los refugiados del Vesuvio. Él ha concluido que muchos refugiados se asentaron en el lado norte de la Bahía de Nápoles, y que las familias tendían a moverse juntas y luego a casarse dentro de su comunidad de refugiados. Estas personas, ha insistido, probablemente «huyeron ante el primer signo de la erupción». O también puede ser que «estuvieran lejos de las ciudades cuando se produjo la erupción».

Lo que no es posible conocer es el número total de supervivientes. «Cuántos refugiados escaparon es una pregunta que no puede responderse con certeza; no existen tantas evidencias como para conseguir cifras precisas».