Un yacimiento arqueológico en España con monedas de bronce
Un yacimiento arqueológico en España con monedas de bronce - EP

Hallan 125 monedas de bronce y dos de oro que datan del siglo II a.C. al siglo VI

Los arqueólogos participan en la tercera jornada aqueológica en Riba-roja de Turia cuando realizaron el descubrimiento

Actualizado:

Un grupo de veinticinco investigadores han hallado 125 monedas de broce y dos de oro, algunas procedentes de la antigua Augusta Emerita, en el yacimiento visigodo de Riba-roja de Túria durante las terceras jornadas arqueológicas, con las que se espera encontrar a medio plazo edificios públicos.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha explicado que el descubrimiento «permitirá conocer mejor este poblado único en tierras valencianas fundado en el año 550 por el rey Leovigildo» y cuyas primeras hipótesis apuntan a la existencia de una ciudad.

Los trabajos desarrollados en el yacimiento y dirigidos por los arqueólogos Josep Maria Macias, Albert Ribera y Miquel Rosselló han introducido la novedad del uso de un detector de metales antes de realizar las labores propias de excavación y estudio que han permitido el descubrimiento de las monedas en una extensión de 50 metros junto a la muralla del poblado.

Las monedas, que pasarán a formar parte del fondo histórico del Museo del Castillo de Riba-roja, pertenecen a diversas épocas históricas, como la ibérica (siglo II a.d.), la imperial (entre el año 0 y el 37), o la bárbara (siglo V y VI), y proceden de diversas ciudades, como Mérida, Toledo, Córdoba, Cartago y Lyon.

Según ha asegurado el Ayuntamiento, su hallazgo ha permitido corroborar dos teorías, «el uso de monedas en la época antigua» y «la existencia de monedas de cobre visigodas y de origen bizantino».

Otros objetos que ya se habían descubierto son un anillo visigodo y diversos fragmentos pertenecientes a figuras de bronce.

Por ahora se han ejecutado un total de cuatro sondeos estatigráficos, que han consistido en prospecciones arqueológicas sobre una extensión de 4,8 hectáreas del poblado visigodo y está previsto que en futuras ediciones se puedan continuar con las investigaciones.

Hasta el momento se ha podido documentar que se construyó entre «los años 550 y 700», tenía carácter militar y se basaba en el «centro fortificado que se edificó originariamente con las facetas defensiva y expansiva».

Los expertos sitúan la creación del centro en el año 550, «en plena época de crisis del reino visigodo entre los años 550 y 570» y en el contexto de la guerra civil entre los reyes Agila y Atanagildo, la ocupación bizantina del sudeste de la península y la reacción posterior del rey Leovigildo, «que permitió superar la crisis y también puso las bases de un reino fuerte y consolidado», ha subrayado el consistorio.

Por su parte, el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha agradecido el «enorme esfuerzo» desarrollado por los tres arqueólogos que dirigen la excavación y los jóvenes «que participan en la misma».

«Nos permiten descubrir nuevos hallazgos de una parte muy importante de la historia de nuestra localidad y por ello el Ayuntamiento continuará ofreciendo su apoyo al proyecto», ha añadido.

De hecho, el consistorio tiene previsto solicitar financiación al Servicio Valenciano de Formación y Empleo (Servef) para que «en el futuro la investigación se pueda desarrollar con carácter permanente durante todo el año y con trabajadores y peones contratados y coordinados por los actuales directores».

Entre los 25 miembros participantes en las jornadas en el yacimiento hay estudiantes de Valencia, Cataluña, Sevilla, Córdoba y Madrid, además de Italia, Inglaterra y Estados Unidos.