Francesc de Carreras - JAIME GARCÍA

Francesc de Carreras: «Es un gran honor recibir el premio más prestigioso del periodismo español»

Reproducimos íntegro el discurso del ganador de este año del Mariano de Cavia

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Majestades,

Señora Presidenta de ABC,

Autoridades,

Señoras y señores.

Cuando el presidente del jurado, don Darío Villanueva, me comunicó la concesión del premio Mariano de Caviade este año, me embargó, en primer lugar, un natural sentimiento de orgullo e, inmediatamente, otro de agradecimiento. Había sido distinguido con un gran honor, sin duda inmerecido, pero para mí especialmente emotivo. Gracias, gracias, gracias, al jurado y a esta vieja Casa, tan emblemática para la prensa de calidad en nuestro país.

¿Por qué digo que este premio es para mí especialmente emotivo? Por lo siguiente. Yo leía ABC desde que era pequeñito, mi padre era suscriptor. Recuerdo especialmente al gran maestro de articulistas Julio Camba, a quien aún leo y releo, las greguerías de Ramón Gómez de la Serna, la prosa de Azorín, la crítica teatral de Enrique Llovet, cómo no, los acerados dibujos de Mingote y, por supuesto, las «Terceras», todo un clásico. Y también recuerdo como cada año se otorgaba el premio Mariano de Cavia. Ni por la imaginación se me pasó que algún día podía obtenerlo, que un benévolo jurado cometería la amable injusticia de otorgármelo. Gracias, amigos del jurado, por vuestra generosidad.

Pero, ¿quién era Mariano de Cavia? Un periodista, esto ya lo sabía, pero imaginaba que había sido un periodista de ABC. Sin embargo, para mi sorpresa, me enteré de que no era así. Y que la historia del premio era un ejemplo para el periodismo. Me enteré porque me lo dijo Bieito Rubido, a quien llamé inmediatamente por teléfono para mostrarle mi satisfacción y agradecimiento. «Nunca -me dijo Bieito- Mariano de Cavia escribió en ABC, a pesar de que Torcuato Luca de Tena, desde los comienzos del periódico, siempre insistía en que lo hiciera, tal era la admiración que sentía por él como periodista».

Pero Cavia nunca quiso. «Yo no soy ni conservador ni monárquico, soy liberal y republicano», le replicaba. Sin embargo, al día siguiente de su fallecimiento, sucedido, ¡nada menos!, que un 14 de Julio, de 1920, en la portada de ABC sólo figuraba una fotografía de Mariano de Cavia, y Torcuato Luca de Tena, fundador y director del periódico, anunciaba un premio de periodismo que llevaría su nombre, el premio más antiguo y, mal me está el decirlo, el más prestigioso del periodismo español.

Ejemplar relación la de estos periodistas, los dos con admirable conciencia de su profesión: uno por su independencia e integridad moral, otro por su apertura y valores liberales. Ambos por creer en el periodismo de calidad, por tener en cuenta la importancia de la pluralidad de opiniones en la creación de la opinión pública. Repito: un ejemplo para todos, de aplicación en la actualidad, para el periodismo que hoy se practica, para el respeto a las ideas del otro en la sociedad.

Majestades, doña Catalina Luca de Tena, autoridades, miembros del jurado, señoras y señores, muchas gracias, buenas noches y buena suerte.