Una factura de 4.013 euros

Actualizado:

El Festival de los Pirineos, es uno de los más importantes del mundo. Desde hace 44 años Jaca recibe a grupos de folclore de todo el planeta. Y también acoge a los mejores Coros y Danzas de España. En el repertorio habitual de estas asociaciones culturales nacionales, que no tienen ánimo de lucro, figuran piezas como El Vito, el Olé de la Curra, la jota aragonesa, Los Panaderos, Pericote de Cué, los Cascabeleros del Andévalo, las Torrás manchegas, las sardanas o las muñeiras, todas ellas procedentes de la cultura popular desde el medievo hasta el siglo XIX. A pesar de esto, en Jaca la SGAE obliga a los grupos a rellenar un formulario en el que deben especificar las obras que interpretan. Y el año pasado facturó por ellas 4.013,48 euros, en concepto de «Variedades Concierto», aunque en el albarán no se especifica por qué se cobra exactamente esa cantidad ni qué obras de cuantas se interpretaron están protegidas por la SGAE. «¿Es posible que haya piezas folclóricas, que son de dominio público, registradas por autores que se atribuyen su creación?», se preguntan en CIOFF.